Revisa. Jiménez Salinas también supervisó los trabajos que se realizan en la reubicación de las líneas de servicios básicos como gas y agua potable. | Foto: CORTESÍA
El alcalde supervisó los trabajos que se realizan en la reubicación de las líneas de servicios básicos

El alcalde Manolo Jiménez supervisó los trabajos de ampliación de la carretera Saltillo-Derramadero, obra que calificó como histórica y que se realiza gracias al apoyo que brinda el gobernador Miguel Riquelme a la capital del Estado.

Este es un compromiso más que el mandatario estatal y el alcalde de Saltillo están cumpliendo para impulsar el desarrollo de las zonas industrial y rural del sur del municipio.

“Se trata de una obra histórica, porque con esto beneficiaremos a más de 15 mil familias saltillenses; es una obra muy sentida por la población desde hace 20 años y pronto podremos concretarla”, comentó Jiménez Salinas.

El Edil explicó que esta modernización y ampliación es necesaria para brindar más seguridad a los miles de trabajadores que diariamente se trasladan a su centro de trabajo en la zona industrial de Derramadero.

CON GRANDES OBRAS, SIGUEN CUMPLIENDO

Agregó que este proyecto se suma a las grandes obras viales que se concretaron de la mano con el gobernador Riquelme, como la ampliación de los bulevares Los Valdez, José Narro Robles, Los Pastores y Otilio González.

En lo que respecta a la carretera Saltillo-Derramadero, Manolo Jiménez explicó que se trata de la ampliación a dos carriles por sentido en una longitud de 10.5 kilómetros.

Como parte de la obra, también se construye un paso peatonal a la altura de Buenavista y uno más frente al ejido La Angostura.