En Saltillo 10 mujeres víctimas de violencia extrema llegan a pedir ayuda (al año) a Fundación Luz y Esperanza.
El programa piloto iniciará a partir de este mes para ayudar a 150 mujeres del país

La Fundación Luz y Esperanza al igual que todos los refugios del país, tendrá acceso al “Programa de Integración Local”, del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que tiene como objetivo la inclusión social y laboral para las mujeres víctimas de violencia extrema que egresan de estos refugios.

Actualmente ACNUR implementa un programa integral para personas de otros países en calidad de refugiados, el cual se extenderá para apoyar a mujeres mexicanas que se encuentran en situación de violencia extrema en los refugios del país y que por la gravedad de sus casos requieran cambiar de ciudad.

La directora de la Fundación Luz y Esperanza, Rosa María Salazar Rivera, resaltó la importancia de dicho programa pues se calcula que en promedio llegan a la Fundación al menos 10 casos de mujeres al año con situaciones de extrema violencia que requieren cambiarse de sus municipios de origen para mantenerse a salvo una vez que egresan del refugio.

Sin embargo, los refugios no poseen recursos para apoyar a éstas mujeres de manera integral, pues únicamente se les trata de conseguir empleo en la misma región.

Con el apoyo de este programa, por ejemplo, si una mujer que no puede estar en su ciudad por la gravedad de su caso, esta señora podrá cambiar de ciudad... Indesol decidirá si es candidata para ser parte del programa de ACNUR”.
Ricardo Ortiz, directora de la Fundación Luz y Esperanza.

El programa piloto iniciará a partir de este mes para ayudar a 150 mujeres del país, con apoyo para la inclusión social y laboral, a través de la colocación en un empleo formal, pago de renta del primer mes y un seguimiento psicosocial, dio a conocer el sitio oficial de la Fundación.

Se trata de un programa que ayudará a la prevención de los feminicidios y el empoderamiento de las mujeres, e iniciará en cuatro municipios del país, detalló.

“Con el apoyo de este programa, por ejemplo, si una mujer que no puede estar en su ciudad por la gravedad de su caso, esta señora podrá cambiar de ciudad, solicita a un refugio su ingreso y el refugio es el que va solicitar a Indesol que entre al programa, e Indesol decidirá si es candidata para ser parte del programa de ACNUR quien le propondrá a la mujer seguir el programa en uno de los cuatro municipios en los que operará”, mencionó Salazar Rivera.

La directora de la Fundación participó en la reunión virtual que fue convocada por el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), en colaboración con el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), la Agencia de las Naciones Unidas para Refugiados (Acnur) y ONU Mujeres, para la presentación del “Programa de Integración Local”.

La presentación también contó con la asistencia de las directoras de los refugios del país y las instancias de las mujeres de los estados.