Penal de Apodaca, Nuevo León / Foto: Cuartoscuro
El proyecto de ampliación comenzará el próximo 20 de diciembre

Monterrey, Nuevo León.- Con una inversión de 890 millones de pesos se realizarán los trabajos de ampliación del Penal de Apodaca,  informó el gobierno de Nuevo León.

El proyecto de ampliación comenzará el próximo 20 de diciembre, según anunció Manuel Vital, director del Fideicomiso Promotor de Proyectos Estratégicos (Fideproes).

El funcionario estatal indicó que de la inversión 716 millones de pesos corresponden a construcción y 274 para el arrendamiento del equipamiento de las estaciones.

Vital dijo que el gobierno recibió el sistema penitenciario con un rezago de 30 años y se ha estado luchando para combatir el mismo.

“Recibimos un sistema penitenciario con un retraso más de 30 años”, apuntó.

Agregó que la situación se ha venido acumulando a lo largo de tres décadas, sin embargo el gobierno ha actuado con responsabilidad ante el problema.

Sobre los trabajos de ampliación que arrancan en unos días en el inmueble compartió que se asignaron de manera directa a un consorcio de tres empresas.

No obstante, aclaró, que se hizo así porque por cuestiones de seguridad la ley permite hacer una asignación directa, como fue el caso.

“La construcción de un penal es una materia de seguridad, tiene que tener los datos protegidos por la misma situación y tienes que buscar empresas que estén relacionadas con el tema”, explicó.

El proyecto también se desarrollará con atención a las recomendaciones que han realizado la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la estatal.

El equipamiento se hará por el sistema de arrendamiento porque la tecnología cambia muy rápido y en cuatro años ya estaría obsoleta.

“Por eso se está haciendo por el esquema de arrendamiento, porque aquí se incluye sistemas de monitoreo, computadoras, todo lo que es la parte tecnológica”, compartió.

El tema de los penales ha sido “un dolor de cabeza” para el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

Al gobierno de “Bronco” le ha tocado enfrentar episodios violentos en los tres penales de la entidad: Topo Chico, Cadereyta y Apodaca.

Durante su pasado informe de Gobierno, el mandatario estatal anunció la ampliación del Penal de Apodaca.

Buena parte de los problemas en los centros penitenciarios locales han sido por la sobrepoblación y hacinamiento.