De acuerdo con analistas energéticos, se trata de “una señal” más allá de la industria para manifestar su interés en ser un socio estratégico para el país en el contexto de las amenazas de Donald Trump contra la economía nacional. (Foto: Archivo)
Tras el caos que está ya generando Donald Trump con Taiwán y China, la empresa China Offshore Oil Corporation lanzó regalías mucho más altas que las solicitadas por el Estado durante la licitación de bloques en aguas profundas ubicados en el Golfo de México y representó, junto con Malasia, el 37.5% del total de ganadores
La petrolera china presentó propuestas muy agresivas. Es una señal muy clara de tenderle la mano a México para reiterar que funcionará como un socio estratégico en un contexto donde otros países no han mostrado la misma sensibilidad para continuar o fortalecer los vínculos económicos con el país”.
Arturo Carranza, experto en el sector energético.

CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar del entorno de volatilidad y la crisis en el sector energético a nivel mundial, “una mejor licitación, imposible”, destacó el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, al término de la Ronda 1.4, donde se adjudicaron 8 de 10 áreas ubicadas en aguas profundas del Golfo de México.

La participación activa de la firma China Offshore Oil Corporation, que ganó dos áreas, es “una señal más allá de la industria energética” sobre su interés por ser un socio estratégico del país en el marco de las medidas proteccionistas de Donald Trump contra la economía nacional, destacaron analistas del sector.

La compañía China Offshore Oil Corporation, especializada en proyectos en tierra, obtuvo dos bloques para explorar y producir en aguas profundas del Golfo, lo que representa el 37.5% del total de ganadores junto con Malasia.

“La petrolera china presentó propuestas muy agresivas. Es una señal muy clara de tenderle la mano a México para reiterar que funcionará como un socio estratégico en un contexto donde otros países no han mostrado la misma sensibilidad para continuar o fortalecer los vínculos económicos con el país. Es una señal más allá de la industria petrolera el hecho de que esta empresa haya realizado propuestas tan agresivas y regalías muy por encima de lo que el Estado planteó. Eso habla de un esfuerzo muy decidido para fortalecer los lazos con México”, dijo el experto en el sector energético, Arturo Carranza.

La académica experta en energía, Miriam Grunstein, expuso que México está diversificando sus mercados y “si tenemos un país muy beligerante contra nuestros intereses (EU), podría convenirnos acercarnos a los chinos tomando las debidas precauciones porque China es un socio comercial difícil e ideológicamente lejano a México. Estrechar relaciones muy cercanas con gobiernos tan autoritarios podría no convenirnos”.

“No hay que ser exagerados. Ganó Trump; es una verdad innegable, pero así como cometimos un grandísimo error dependiendo a ultranza de Estados Unidos, no hay que hacerlo con el mercado de China”, matizó.

El economista, Jesús Valdez Díaz de Villegas, añadió que “China viene tratando de mostrar sus intenciones como buen socio de México mucho antes de Donald Trump. El efecto Trump lo que hizo fue que se le comience a tomar más atención al mercado asiático. Evidentemente los chinos tratan de buscar una mayor participación con México, que es un país manufacturero igual que ellos y es la 13ª economía mundial. En el contexto de lo que pueda hacer Trump, mientras más se abren espacios, más aíslan su discurso neofascista”.

El fin de semana, el embajador chino, Qiu Xiaoqi, aseguró en México que la relación entre los dos países está en su mejor momento histórico, y afirmó que la cooperación entre ambas naciones se va a fortalecer. En contraste, el candidato electo Donald Trump tuvo roces con la segunda potencial mundial luego de hablar por teléfono con Tsai Ing-wen, la presidenta de Taiwán, País que China cree poseer.

“Somos socios estratégicos de mucha importancia, y estamos dispuestos a aumentar esfuerzos junto con la parte mexicana para inyectar nueva energía en el desarrollo de estas relaciones”, dijo el diplomático al anunciar el “Año de Cultura China”.

Respecto al interés mostrado por China Offshore, el titular de la Sener, Pedro Joaquín Coldwell, determinó en conferencia de prensa que uno de los objetivos de la Reforma Energética es dar vida en México a un sistema industrial privado “altamente diversificado” que coexista con Pemex.

La Ronda 1.1 y 1.2 se diseñaron para empresas medianas; la 1.3 para pequeñas industrias principalmente mexicanas y esta, la Ronda 1.4, fue dirigida para las grandes petroleras. Entre las ganadoras de la celebrada este lunes, un 37.5% son asiáticas, un 37.54 son europeas y 25% de América del Norte.

“Eso contribuye a la diversificación. Nos da mucho gusto que en distintas partes del mundo están viendo a México atractivo en el sector hidrocarburo y de inversión”, declaró el Secretario.

LA NECESIDAD DE REGULAR

Como por primera vez gigantes petroleras internacionales como BP, Statoil, Chevron y Exxon operarán en aguas mexicanas, el gran reto para la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) es hacer valer la regulación ambiental e industrial, dijeron los analistas.

“Los riesgos son tremendos. Por eso casi todas las empresas van en consorcio. Los proyectos en aguas profundas son altamente complejos en términos de tecnología y en experiencia de los trabajadores. Son más complejos que los desarrollados en la industria aeroespacial para lanzar cohetes. Ha sido una buena jornada, el principio de un proceso de 50 años, pero el reto de la CNH como órgano regulador es tremendo. Debe establecer reglas claras y lograr que las empresas del tamaño que tienen BP, Total y la china cumplan con los programas mínimos de inversión y con la regulación ambiental e industrial. No es nada fácil, pero están obligadas a hacerlo”, aseguró en entrevista Arturo Carranza, especialista en el sector energético.

Los órganos reguladores “deben monitorear lo suficiente” a estas gigantes sin desgastarlos porque los recursos de regulación “son escasos”, dijo Grunstein. “Siguen siendo relativamente pequeños y siempre hay información asimétrica entre las empresas y los reguladores. La cuestión es de grados. Se puede saber más de una empresa grande o pequeña, pero depende de la disposición de la firma para comunicarse con el gobierno. A veces las más opacas son las más pequeñas y las que menos sacan petróleo”.

Para el economista Valdez Díaz de Villegas, de la Universidad Iberoamericana, la exploración en aguas profundas es muy cara y demanda una tecnología que Pemex no posee. Por lo que, independientemente de la regulación necesaria, “no hay otra opción” porque son las únicas empresas que dominan esas técnicas de perforación y extracción de oro negro.

El bloque Trión, que será explotado por la australiana BHP Billiton y Pemex a partir de 2023, generará una inversión por 7 mil millones de dólares y los ocho bloques restantes dejarán una derrama por 800 millones de dólares a largo plazo. El total de inversión, durante todo el proyecto, será por 41 mil millones de dólares y se generarán 450 mil empleos directos e indirectos.

Esta cifra, expuso Carranza, es “muy importante” no solo por el alto monto, sino por el contexto actual de la industria a nivel mundial, particularmente la caída de los precios del petróleo desde finales de 2014. Pero también destaca por el ambiente internacional respecto a los cuestionamientos sobre el comercio global con la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos y una atmósfera de inversiones en México “que no es la mejor”.

“Esta estimación de inversiones viene muy bien para levantar el ánimo sobre que en México se están haciendo las cosas bien”, declaró el analista.

Valdez Díaz de Villegas destacó que fue una ronda “buena”, más no un exitazo, porque todavía hay opciones de mayor factibilidad ya que los precios del petróleo no se han recuperado en su totalidad para estimular procesos más eficientes.

“Sitúa nuevamente a México como un atractivo para esas empresas de extracción petrolera. Son cifras que en las condiciones que tiene el país serían imposible pensarlas para una empresa como Pemex”, concluyó el economista.

Miriam Grunstein dijo que el éxito se obtiene cuando se produce el crudo no cuando se obtienen los contratos, pero fue “una buena venta”.

“Cuando se trata de subastar contratos en proyectos tan caros y complejos, el gobierno mexicano logró una muy buena venta”, declaró. “Esto fue un paso positivo con todas las providencias que se deben de tomar”.

LA RONDA HISTÓRICA

El gobierno tenía la expectativa de adjudicar cuatro de los 10 bloques ofertados del Golfo de México, pero se asignaron ocho. Adicionalmente, Pemex se asoció con BHP Billiton para producir en el bloque de Trión con una estimación de inversión por 11 mil millones de dólares. El farm out, lo cual es muy positivo para Pemex como empresa pues le permitirá absorber tecnología y experiencia en proyectos muy complejos. gradualmente irá incursionando en las ligas mayores de una industria que es altamente competitiva.

La gran ganadora fue la firma francesa Total, la cual obtuvo tres bloques. Este gigante, de acuerdo con Greenpeace, en 2012 estuvo involucrado en una fuga de gas en una plataforma situada en el mar del Norte en Europa y planea perforar las frágiles aguas de la Boca del Amazonas.

El secretario de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), Juan Carlos Zepeda Molina, destacó en conferencia de prensa que se estima una producción de 900 mil barriles adicionales a la plataforma nacional desde 2023 en el caso del bloque de Trión y hasta 2026 en las otras áreas contractuales adjudicadas este lunes.

“La plataforma de producción de México viene a la baja y así continuará el próximo año. En este contexto, la producción adicional que se sumará en mediano plazo, viene a impulsar la plataforma de Pemex y a contribuir con los ingresos petroleros (también a la baja) que fortalecerán las finanzas públicas en el mediano plazo”, dijo Carranza.

Respecto a las regalías para el gobierno, el subsecretario de ingresos Hacienda, Miguel Messmacher Linartas, subrayó que el resultado en participación para el Estado “es favorable”, ya que la regalía adicional promedio fue de 14.3 por ciento, superior a los montos mínimos, a pesar de ser los campos que tienen los mayores requerimientos financieros y tecnológicos por su complejidad geológica.

Coldwell enfatizó que por primera vez Pemex se asocia con una empresa y gana una área vía licitación, lo cual es un logro y una muestra de su capacidad para competir, ya que, hasta hoy, siempre había sido mediante asignación.

Sin embargo, Greenpeace acusó que BHP Billiton es la responsable del peor desastre ambiental en Brasil, el cual provocó la muerte de 13 personas y docenas de desplazados en noviembre del año pasado.

Con esta cuarta licitación de aguas profundas, culminó la Ronda Uno en la cual se lograron 39 contratos con diversas empresas nacionales e internacionales.

(Foto: SinEmbargo)