Aguantan migrantes el frío para no acatar reglas. Héctor García
Xicoténcatl dijo que no critica que las migrantes pidan dinero para sobrevivir o para enviar dinero a sus familias en Centroamérica, pero aseveró que no es una salida integral

El director de la Casa del Migrante de Saltillo, Alberto Xicoténcatl, informó que hoy se reunirán con la Secretaría de Gobierno de Coahuila para analizar una salida a la situación de las personas que instalaron un campamento afuera de su albergue al negarse a ingresar inconformes con las reglas.

A más de un mes de que un grupo se instaló afuera de la Casa del Migrante y pese a haber terminado el proceso de cuarentena, a la que se sometió el albergue por la pandemia, no han ingresado. Dicha población ha sobrevivido de pedir dinero en las calles.

Al respecto, Xicoténcatl dijo que no critica que las migrantes pidan dinero para sobrevivir o para enviar dinero a sus familias en Centroamérica, pero aseveró que no es una salida integral, pues la única manera es la inserción en el mercado laboral y las oportunidades.

Señaló que en algunos casos las migrantes se han negado a acatar las reglas, como el uso limitado del teléfono, no salidas permanentes y no ingerir alcohol u otras sustancias ilegales, y por ello permanecen afuera de las instalaciones.