Empecinado. El presidente Trump no ha cambiado su narrativa. / AP
Trump insiste en pedir 5 mil 700 mdd para su muro pero los demócratas ya han rechazado el proyecto

WASHINGTON DC, EU.- La propuesta del presidente Donald Trump para reabrir el gobierno, con algunas disposiciones inmigratorias que los demócratas consideran insuficientes, se dirigía a la votación en el Senado, con perspectivas inciertas.

El dirigente del bloque mayoritario, Mitch McConnell, tratará de forzar la aprobación de la medida de mil 300 páginas, que incluye 5 mil 700 millones de dólares para financiar el muro que propone Trump en la frontera con México, el punto de fricción con los demócratas que ha provocado el cierre parcial del gobierno que ya lleva 32 días.

En tanto, cientos de miles de empleados públicos enfrentan un segundo mes sin sueldo, y los demócratas dicen que no negociarán sobre la frontera mientras continúe el cierre.

Los senadores republicanos presentaron el lunes el proyecto llamado “ley para poner fin al cierre y asegurar la frontera”, pero su aprobación no es en absoluto segura.

Los republicanos tienen mayoría de 53-47 en la cámara alta, pero la aprobación de un proyecto requiere al menos 60 votos. Ningún demócrata se ha pronunciado públicamente a favor del proyecto anunciado el fin de semana.

La oficina del senador Chuck Schumer, quien lidera el bloque demócrata, reiteró que este partido no está dispuesto a negociar fondos para la seguridad en la frontera si Trump no reabre el gobierno.

“Nada ha cambiado con la oferta republicana más reciente”, dijo el vocero de Schumer, Justin Goodman. El presidente Trump y los senadores republicanos siguen diciendo: ‘Apoyen mi plan o el gobierno sigue cerrado’. Esto no es un compromiso ni una negociación: es simplemente una toma de rehenes”.

El plan republicano ofrece protección temporaria para algunos inmigrantes amenazados con la deportación a cambio del muro fronterizo. Para tratar de obtener mayor apoyo bipartidista, ofrece 12 mil 700 millones de dólares adicionales para regiones afectadas por huracanes, incendios y otros desastres naturales. En total propone 350 mil millones de dólares para nueve departamentos del gabinete que están paralizados.