Hechos. Enrique Ochoa Reza, dirigente del PRI y Carlos Ramírez, representante del PRI ante el INE.
Los dirigentes se reunieron ante consejeros del INE para respaldar con pruebas las presuntas irregularidades en las elecciones en Coahuila
“Lo que ha dicho Ricardo Anaya es una mentira, el PRI está plenamente seguro de que Miguel Ángel Riquelme será el próximo gobernador de Coahuila"
reiteró Enrique Ochoa, dirigente del PRI.

CDMX.- Ante la latente probabilidad de que las elecciones en el estado de Coahuila sean anuladas por los rebases en los topes de campaña, los dirigentes del PRI y del PAN, Enrique Ochoa Reza y Ricardo Anaya, respectivamente, se enfrentaron nuevamente en una visita al Instituto Nacional Electoral (INE) para mostrar ante los consejeros las pruebas correspondientes que demuestran que ninguno de los dos partidos cometió dichas infracciones en los presupuestos.

Ricardo Anaya, líder nacional del PAN,  le pidió a los consejeros del INE no dejarse presionar por el PRI y los llamó “tramposo”, al afirmar que busca a la mala revertir el rebase de topes de gastos de campaña del abanderado priísta a la gubernatura de Coahuila, Miguel Riquelme.

Además, Anaya aseguró que el asunto es grave y de acuerdo al artículo 41 de la Constitución, se debe anular la elección y agregó “confiamos que así será, está ha sido una de las elecciones más sucias en la historia de nuestro país, lo hemos acreditado plenamente en una demanda robusta de más de mil páginas, hemos acompañado más de 200 pruebas".

Por otra parte, el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, declaró que su homólogo, ha mentido a los medios de comunicación y a la ciudadanía, respecto de presuntas irregularidades en la elección de Coahuila y precisó que el PRI ha acreditado con pruebas fehacientes.

“Lo importante es no dejarse presionar por los “tramposos” del PRI, confiamos en que Guillermo Anaya será el nuevo coordinador de Coahuila”
afirmó Ricardo Anaya, dirigente del PAN.

Ochoa Reza puntualizó que "lo que ha dicho Ricardo Anaya es una mentira. La supuesta firma de última hora de las actas de los representantes de casilla es totalmente falsa y ya fue aclarado por el PRI de Coahuila. En la votación de la Unidad de Fiscalización se estableció que el partido no tuvo problema con sus representantes de casilla, por lo tanto, esas notas periodísticas no tienen sustento alguno".

Por último, el dirigente del PRI afirmó una vez más que Miguel Ángel Riquelme Solís será el próximo gobernador del Estado, ya que se comprobó que los espectaculares que supuestamente no se habían reportado oportunamente, ya se habían facturado, pagado y reportado a la autoridad, y se acreditaron oportunamente.