Andrés Guardado ya no jugará más lo que resta del año.
El mexicano tendrá que estar alejado de las canchas luego de una lesión

El futbol y Andrés Guardado tendrán que esperar. El 2018 terminó para el futbolista mexicano luego de que una lesión lo alejará de las canchas el resto del año.

El futbolista del Betis salió lesionado en los primeros minutos del duelo ante la Real Sociedad y después de una revisión médica, el conjunto informó que tiene una rotura de grado II de la musculatura isquiotibial medial distal de su pierna izquierda. 

Por la gravedad de la lesión, Guardado estará alejado de las canchas por cuatro semanas y regresará hasta el 2019. 

El equipo tendrá que navegar los últimos duelos del año sin Guardado.

Tendrán la vuelta de os dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el Racing de Santander.