Foto: Especial
México se ha caracterizado por ser sede de grandes eventos deportivos y un gran anfitrión de los mejores atletas en su respectiva disciplina y por supuesto que en el fútbol americano no ha sido la excepción

MÉXICO.- Los amantes al fútbol americano no se pueden quejar de falta de talento en los partidos que se han celebrado en México y basta con echar un simple vistazo a los que veremos este lunes en el Estadio Azteca cuando Kansas City Chiefs y Los Angeles Chargers pongan en marcha el cuarto compromiso de temporada regular al sur de la frontera.

La NFL nos ha “premiado” con dos de los mariscales de campo más electrizantes de la actual campaña ya que, tras superar su lesión en la rodilla, Patrick Mahomes acaparará las miradas y no es para menos, pero del otro lado tenemos a otro como Philip Rivers, quien ha entrado en la conversación para ser un futuro Salón de la Fama y en el actual año ha cimentado esto al llegar al duelo del Coloso de Santa Úrsula como el líder en yardas por pase con 2,816.

El Estadio Azteca está listo. Foto: Especial

México se ha caracterizado por ser sede de grandes eventos deportivos y un gran anfitrión de los mejores atletas en su respectiva disciplina y por supuesto que en el fútbol americano no ha sido la excepción. La relación entre la liga estadounidense y la nación azteca es longeva y con el pasar de los años algunos de los que han escrito la historia de este deporte han deleitado a la afición mexicana, por lo que a continuación recordamos a los Jugadores Más Valiosos de la liga que se han presentado en la Ciudad de México o Monterrey.

Dallas Cowboys (1994)

El conjunto de la estrella solitaria jugó en el Estadio Azteca ante los ahora extintos Houston Oilers con un cuadro plagado de estrellas, pero el que arribaba al coso capitalino como MVP reinante era el corredor Emmitt Smith tras una campaña en la que recabó 1,486 yardas por tierra que acompañó con nueve anotaciones y 414 yardas por la vía aérea, además de otra visita a las diagonales.

Si bien es cierto que se trataba de un juego de pretemporada, a la noble afición le importó poco el poco o nulo espectáculo en un duelo que se inclinó hacia Houston por 6-0 porque tuvieron la oportunidad de ver de cerca a uno de los equipos más populares en el país.

Kansas City Chiefs vs. Dallas Cowboys (1996)

Dos años después de su duelo en la capital del país, la NFL decidió cambiar la logística y, en lugar de celebrar el partido en la Ciudad de México, lo hicieron en el Estadio Universitario de Monterrey, Nuevo León con el choque entre los texanos y el equipo que precisamente volverá a suelo mexicano más de 23 años después, los Chiefs.

En esa ocasión se impusieron los representantes de la Conferencia Americana con apabullante marcador de 32-6 ante una escuadra que una vez más contaba en sus filas con Emmitt Smith, pero ellos tenían en su roster a elementos como Rich Gannon y Marcus Allen, quienes hoy día presumen un trofeo de Jugador Más Valioso en sus vitrinas.

El mariscal de campo lo consiguió en 2002 cuando ya defendía los colores de los Oakland Raiders y el corredor lo había hecho años atrás (1985) cuando portaba el uniforme de Los Angeles Raiders.

Miami Dolphins vs. Denver Broncos (1997)

Tras el "experimento Monterrey", la NFL decidió volver al Estadio Azteca y lo hizo con un partido de lujo. Dos de los mariscales de campo más reconocidos de la historia estuvieron por unos cuantos minutos sobre el césped del Coloso de Santa Úrsula, pero eso bastó para colmar el estadio al sur de la capital.

John Elway, quien se erigió como el mejor jugador de la liga en 1987, se enfrentó a Dan Marino, quien también presume ese nombramiento pero tres años antes (1984).

Un elemento que llegaba con menos reflectores, pero que un año más adelante tomó por sobresalto la liga fue el corredor Terrell Davis, quien fue nombrado MVP de la campaña de 1998. El jugar en México fue buen augurio para los de Colorado ya que conseguirían el Super Bowl meses después.

Otros destacados jugadores que aparecieron esa noche fueron Shannon Sharpe, Ed McCaffrey, Zach Thomas y Jason Taylor, pero ninguno de ellos fue jugador más valioso.

Pittsburgh Steelers vs. Indianapolis Colts (2000)

En 1998, los Cowboys se volvieron a presentar los Cowboys en un duelo ante los New England Patriots, pero ninguno de los jugadores que formaba parte de esos rosters recibieron el prestigioso nombramiento pese a hablar de nombres como Deion Sanders, Willie McGinest y Tedy Bruschi, quizá por tratarse de defensivos.

Es por ello que nos saltamos hasta el 2000 para encontrar a otro MVP que se ha presentado en México y en esta ocasión hablamos del único en la historia que lo ha recibido en cinco ocasiones: Peyton Manning.

El egresado de Tennessee ingresó a la liga en 1998, pero fue hasta 2003 que lo ganó por primera vez, gesta que repetiría en 2004, 2008, 2009 y 2013.

Otros elementos del recinto de los inmortales que estuvieron en ese duelo fueron Marvin Harrison y Jerome Bettis.

Dallas Cowboys vs. Oakland Raiders (2001)

Aquí estamos hablando del último juego de pretemporada que se haya celebrado en México y en el único que han podido ganar los de la estrella solitaria.

Su equipo ya era completamente diferente al que habían presentado en anteriores ocasiones y eran los Raiders quienes llegaban con figuras de la talla de Charles Woodson y Jerry Rice, pero quien volvía a México 15 años después era Rich Gannon, ahora sí con el conjunto negro y plata. Fue precisamente a la campaña siguiente (2002) cuando fue condecorado como MVP después de una temporada de 4,689 yardas y 26 pases de anotación.

New England Patriots vs. Oakland Raiders (2017)

Ahora nos saltamos 16 años para encontrar al siguiente Jugador Más Valioso que se haya presentado en México, pero estamos hablando de quizá el mejor de la historia para muchos: Tom Brady.

El mariscal de campo de los Patriots llegaba al Coloso de Santa Úrsula como la máxima figura y la energía que emanaba el estadio con cada una de sus jugadas era algo difícil de explicar en un juego que dominaron sin mayor problema 33-8 ante unos Raiders venidos a menos.

El egresado de Michigan no llegaba como el ganador reinante ya que en ese momento era Matt Ryan de los Atlanta Falcons, pero el N°12 recuperaría el trono precisamente en 2017 con actuaciones como la que tuvo en México en la que acumuló 340 yardas en 30 pases completos de 37 intentos que acompañó con un pase de anotación.

Ese año llegaron al Super Bowl, pero no pudieron coronarlo con un Vince Lombardi al caer ante los Philadelphia Eagles en Minnesota.

Kansas City Chiefs (2019)

Ahora toca el turno del MVP reinante, Patrick Mahomes, de desplegar todo su talento y su potente brazo ante más de 80,000 aficionados en el Estadio Azteca que esperan con ansia otra gran presentación de la NFL en uno de los estadios que ha entregado páginas memorables en la historia del deporte de las tacleadas.

El egresado de Texas Tech es uno de los jugadores más electrizantes de la actualidad y, pese a la lesión de rodilla que recientemente superó, se mantiene como uno de los líderes en yardas por aire pese a perderse dos compromisos por este tema ya que, previo al inicio de la actividad de este fin de semana, aparecía en el sexto lugar de este departamento con 2,626 yardas a sólo 190 del líder Philip Rivers, precisamente su rival en la velada del lunes, por lo que el espectáculo parece estar garantizado una vez más.