Los ensayos se realizaron en laboratorios de Francia y Estados Unidos, con modelos animales que demostraron eficacia contra el coronavirus y un perfil de toxicidad prometedor. Foto: Tomada de Internet
Los ensayos se realizaron en laboratorios de Francia y Estados Unidos, con modelos animales que demostraron eficacia contra el coronavirus y un perfil de toxicidad prometedor

La revista científica Science ha confirmado la "potente actividad" de plitidepsina, un compuesto de PharmaMar, frente al SARS-CoV-2. El estudio ha demostrado una "fuerte potencia antiviral" contra este virus con una "toxicidad limitada", destaca la compañía. 

Los estudios del laboratorio español Pharmamar ya llevaban meses apuntando al gran potencial de su fármaco antiviral Aplidin (plitidepsina) contra el SARS-CoV-2. 

¿Qué es la plitidepsina? ¿Para qué se utiliza?

El Aplidin es un fármaco antitumoral basado en la molécula plitidepsina de origen marino desarrollado por PharmaMar, una compañía biofarmacéutica con sede en Madrid "centrada en oncología y comprometida con la investigación y desarrollo para el descubrimiento de moléculas con actividad antitumoral", destaca la compañía en su página web oficial. 

De esta manera, se trata de un medicamento en fase de investigación para el tratamiento de tumores, principalmente para el mieloma múltiple.

El principio activo es la plitidepsina, una susancia producida por una especie de animales marinos, las ascidias. 

¿Cómo actua frente a la Covid-19?

El artículo de investigación concluye que plitidepsina "actúa bloqueando la proteína eEF1A, presente en las células humanas, y que es utilizada por el SARS-CoV-2 para reproducirse e infectar a otras células". Por ello, desde la compañía, consideran que los resultados positivos iniciales del ensayo clínico sugieren que este medicamento "debería considerarse seriamente para ampliar los ensayos para el tratamiento de Covid-19".

Los estudios de Pharmamar ya llevaban meses señalando el gran potencial de este fármaco y los experimentos in vitro e in vivo muestran una eficacia antiviral y un perfil de toxicidad prometedores. 

"Plitidepsina es un inhibidor extremadamente potente del SARS-CoV-2, cuya principal ventaja es que se dirige a una proteína de las células humanas y no a una proteína del virus", subraya Kris White, profesor adjunto del Departamento de Microbiología de la Escuela de Medicina Icahn del Monte Sinaí y uno de los colaboradores de la publicación. 

Esto quiere decir que si tiene éxito en el tratamiento de la Covid-19, "el SARS-CoV-2 no podrá hacerse resistente frente al tratamiento mediante mutaciones, lo que representa una gran preocupación con la actual propagación de las nuevas variantes del Reino Unido y Sudáfrica", concluye.