EFE
La decisión de último minuto para el 'Tata' Martino terminó siendo el elemento más efectivo de un Tri que le pasó por encima a los centroamericanos en su debut dentro de la Copa Oro

Pasó lo que tenía que pasar.

Pudo haber sido un marcador más abultado, pero algunas fallas en el primer tiempo dieron como resultado un 7-0 de México ante Cuba, en el debut de ambas selecciones dentro de la Copa Oro.

Gerardo Martino hizo un cambio significativo en la previa del partido que resultó más que bien para las necesidades del "Tata".

El entrenador argentino decidió dejar fuera a Rodolfo Pizarro por una dolencia y colocó al jugador del LA Galaxy Uriel Antuna, quien fue la figura del encuentro con un "hattrick".

El mismo Antuna comenzó la masacre de los aztecas ante los de la Isla.

Sólo pasaron 117 segundos cuando el exjugador de Santos Laguna hizo la tercera anotación más tempranera en una Copa Oro, debajo de Walter Martínez y Walcer Centeno.

Por fin, Raúl Alonso Jiménez tuvo su recompensa.

El delantero del Wolverhampton, quien tuvo un sinfín de oportunidades previas, hizo el 2-0 al minuto 31 tras una asistencia de Andrés Guardado, en donde hizo una finta para quitarse a su marcador y cruzar el balón en la meta de Sandy Sánchez.

Hasta Diego Reyes se hizo presente en el marcador.

El defensa central del Leganés aprovechó una serie de rebotes en un tiro de esquina, para sacar un remate cayéndose y perforar las redes cubanas.

Ya se iba a terminar el primer tiempo, cuando Antuna vacunó por segunda ocasión a Cuba y registrar una diana más, que confirmó la confianza otorgada por el "Tata".

México necesitaba un gol más para poder ser líder del Grupo A y lo encontró en la figura de Jiménez.

El canterano americanista sacó un verdadero trallazo que fue el doblete a su cuenta y poder confirmarse como el artillero base del Tricolor.

México ya tenía el partido en su bolsa, pero quería más.

Entraron Orbelín Pineda y Alexis Vega, siendo éste último el cambio efectivo del exentrenador del Atlanta United.

Vega se estrenó como goleador de la Selección Mexicana al 74', festejando lo que no pudo conseguir en su club actual, Chivas.

El final fue con broche de oro.

Antuna hizo el 7-0 y la tercera diana para sus números personales con lo que coronó una designación de ensueño, gracias a Martino.

Así, México fue un tren que arrolló a un pobre cuadro cubano y se colocó en el primer lugar del sector A, esperando a enfrentar a Canadá el miércoles 19, duelo que podría ser el único complicado para la causa azteca.