ARCHIVO
Ante ello, la Dirección de Derechos Humanos del Estado se le encomendó encabezar un esfuerzo institucional para poder sacar adelante la eventualidad en que se encuentra la Casa del Migrante

El Gobierno de Coahuila anunció una serie de apoyo para la Casa del Migrante, con la habitación de un albergue temporal.

Este lugar tuvo que cerrar por espacio de 28 días por recomendación de la Jurisdicción Sanitaria ante el surgimiento de casos positivos de coronavirus entre la gente que se alberga en este lugar.

Ante ello, la Dirección de Derechos Humanos del Estado se le encomendó encabezar un esfuerzo institucional para poder sacar adelante la eventualidad en que se encuentra la Casa del Migrante.

“La Casa del Migrante es un ejemplo en la entidad de una labor incansable por los derechos humanos. Es un gusto, un deber y una obligación en este momento y en esta situación ponernos a sus órdenes”, manifestó José Ángel Rodríguez Canales, director de Derechos Humanos del Gobierno de Coahuila.

Informó que se va a habilitar un albergue temporal y poder dar cauce a la situación de COVID que enfrenta hoy la Casa del Migrante.

“Es importante destacar que se debe hacer con total apego a los derechos humanos y a las medidas sanitarias indicadas en esta eventualidad. Existe un Plan Estatal de Derechos Humanos, y en él la atención a migrantes es motivo de ejemplo a nivel nacional”, señaló Rodríguez Canales.

 Aseguró además que con estas acciones, al pasar esta eventualidad se fortalecerán más los trabajos y los vínculos que se tienen con Casa del Migrante y en atención a nuestros hermanos migrantes en la entidad.

De la misma manera, expresó que en los próximos días se darán a conocer los lineamientos de este esfuerzo para sacar adelante una situación para una institución que tanto bien ha hecho a los derechos humanos en la entidad.

Por su parte, Alberto Xicoténcatl Carrasco, director de la Casa del Migrante, recordó que en este lugar se registraron seis casos positivos por COVID de personas adultas y el de un menor, por lo que la Jurisdicción Sanitaria les encomendó cerrar por 28 días, y no permitir, desde sus capacidades, que las personas positivas abandonaran el albergue, con el objetivo de evitar más contagios.