Secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Alfonso Miranda Guardiola. Foto: Especial
La Red de Sobrevivientes de Abuso de Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés) recibió en México entre 2006 y 2016 unas 500 denuncias de pederastia clerical

CDMX.- La Iglesia Católica tendrá tolerancia “cero” a los casos de pederastia cometidos por sacerdotes y está aplicando protocolos en todo el País para revisar la formación de los seminaristas y aplicar “completamente” las leyes mexicanas cuando se presenten estos casos. 

La Red de Sobrevivientes de Abuso de Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés) recibió en México entre 2006 y 2016 unas 500 denuncias de pederastia clerical. En varias entidades, entre ellas Coahuila, se han presentado denuncias contra curas.

Durante la conferencia de prensa para dar a conocer el documento “Proyecto global de pastoral 2031-2033”, el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Alfonso Miranda Guardiola, dijo que hay líneas de acción canónicas que se están aplicando en todas las diócesis y un protocolo de acción sujeto a las leyes.

“En los casos actuales, como en todos los casos, estamos actuando desde la posición de denuncia de estos casos”, dijo Miranda Guardiola.

La CEM reconoció en un protocolo en que la iglesia vive con mucho dolor y tristeza el sufrimiento de las víctimas de abuso sexual de menores y de sus familiares por parte de presbíteros.

“Como Iglesia hemos de comprometernos cada vez más para vigilar y erradicar este mal”, señala el documento de la CEM

El dato:
 
Entre 2006 y 2016 la SNAP recibió 500 casos por abusos  de curas.