Foto: Vanguardia/Christopher Vanegas
Antes de hacerlo les llamó por teléfono, les dijo que se ahorcaría y colgó el teléfono, esta llamada consternó a los padres quienes inmediatamente se trasladaron a su domicilio pero ya era tarde

De tan solo 26 años, un joven decidió acabar con su vida, no sin antes avisar a sus padres que se colgaría. Ellos rápidamente llegaron a su domicilio y vieron consumados los hechos; encontraron a su hijo pendiendo, sin vida.

Alrededor de la 01:30 horas sucedió la tragedia en la casa marcada con el 127 de la calle Tacana de la colonia Mirasierra. El joven aprovechó la ausencia de sus padres y acabó con su vida.

Antes de hacerlo les llamó por teléfono, les dijo que se ahorcaría y colgó el auricular; esta llamada consternó a los padres quienes inmediatamente se trasladaron a su domicilio, pero ya era tarde, José Manuel Mata Arévalo ya no tenía signos vitales.

Los padres lo descolgaron e intentaron reanimarlo, llamaron al sistema de emergencias desesperados. En cuestión de minutos paramédicos de Bomberos llegaron pero nada se pudo hacer.

Luego de esto el llanto y la desesperación de los familiares se hicieron presentes; renegaban, no podían creer lo sucedido. Ante esto las autoridades solo acordonaron el área, esperando a los elementos del Ministerio Público para que llegaran a tomar conocimiento de los hechos.

Los ministeriales ordenaron el traslado del cuerpo del joven al Servicio Médico Forense para realizar la necropsia y entregar el cuerpo a los familiares para su cortejo fúnebre.

Los hechos

  • José Manuel llamó a sus padres por teléfono para avisarles que se quitaría la vida.
  • Los hechos sucedieron a la 01:30 horas.
  • El escenario fue la casa marcada con el número 127 de la calle Tecana.