Foto: Archivo
El Cerdo de Babel realiza un foro en el que se discuten abiertamente las cuestiones culturales y artísticas del estado

Con la idea de “buscar formas para trasladar la crítica o el debate de las redes sociales sobre arte hacia el plano físico, personal”, -como describió Sergio Castillo Lara, uno de los dueños del Cerdo de Babel- el martes pasado se realizó el primer foro abierto a creadores, artistas visuales, promotores culturales, teatristas, gestores, periodistas, etc.

A la cita acudieron unos 50 miembros de la comunidad artística. Y aunque, el martes 18 de junio, estuvo en la ciudad la crítica de arte, Avelina Lésper, hay que mencionar que ella no estaba convocada. Es decir, era un diálogo abierto, pero en particular no se le hizo invitación, porque no tenían conocimiento de que vendría.

Sergio Castillo reiteró que, incluso en el video que circuló, en el que Avelina Lésper habla sobre la reunión, usa datos erróneos, “en el video ella dice que la reunión era para hablar de la pieza ‘Ancla’, de Mercedes Aquí, y no fue así”.

El panorama temático era amplio, dos de los que destacaron fueron el presupuesto institucional de la Secretaría de Cultura del Estado; así como el del Instituto Municipal de Cultura, sin embargo buscaron enfocarse a lo acordado originalmente, como contó Sergio Castillo, “quisimos redireccionar la plática al motivo de la reunión, que eran las artes en las redes y cómo se ha distanciado la crítica desde lo personal y se ha llevado a las redes sociales en donde se vuelve visceral y se vuelve encarnizada. Y no construye siempre”.

Algo que se evidenció este primer foro es la necesidad de contar con estos puntos de encuentro en donde haya apertura cultural, es decir, disposición para experimentar prácticas culturales diferentes. Y por el otro, es la habilidad para encontrar nuevas formas de expresión, cuando las que hemos utilizado antes no funcionan, o son arcaicas.

Patricia Carrillo Carrera, Directora de Nómada Films, quien estuvo presente, por su parte acotó que considera necesarias estas actividades porque generan convergencia y la discusión es sana, aunque advirtió que dado que ha vivido en otros lugares, observa como aquí se confunde el término discusión con pelea y hay que retomar su sentido, volver a la discusión, que es fundamental y en la que caben todas la voces.

Ya en la misma invitación al evento, los organizadores fueron claros: “El arte comienza en el pensamiento y termina en la discusión. El arte no es un objeto, el arte es una acción. El artista es el loco que navega la cresta de esa ola que viene a romper nuestra indiferencia antes de que suenen las campanas de alarma”.

En esta primera ocasión quedó plasmado que todos los que asistieron  tenían algo que externar, valga mencionar que la actividad duró tres horas.

Por su parte la artista visual, Karla Rangel, argumentó que “El diálogo entre la comunidad siempre será necesario; nos  ayuda a entrar en contacto con nuestro entorno inmediato, con otros creadores. Aunque lograr que el diálogo sea efectivo, es complejo, siempre es interesante escuchar las inquietudes de todos en materia de arte y cultura, de públicos, de espacio, crítica, el propio proceso y las instituciones”.

El acierto de esta convocatoria hecha por Sergio Castillo y Jerónimo Valdés, mostrar algo que parece muy obvio, pero no lo es. Las redes sociales permiten que todas las personas se expresen tranquilamente. No obstante éstas nunca deberían ser un sustituto del contacto presencial, de la conversación abierta en la que quepan opiniones diversas, diferentes, confrontadas y argumentadas.

Por eso una de las conclusiones fue repetir este primer ejercicio. Tras cuestionar a Patricia Carrillo sobre si habían acordado una fecha, dijo que la organización se haría precisamente a través de las redes sociales.

Mientras que Castillo Lara, añadió que harán más reuniones “para abordar temas más específicos, más técnicos. El próximo muy probablemente será sobre arte contemporáneo”.

Recuperar espacios

Algo que sí acordaron este martes fue “solicitar que se devuelva el edificio de Hidalgo y Juárez a la Secretaría de Cultura para que regrese a su vocación original de centro cultural y galería”, declaró Sergio Castillo.

La idea es que ese emblemático sitio se retome, “para fines de artes contemporáneo, que vuelva a ser una sede de arte contemporáneo”, afirmó.

Finalmente, cerraron solicitando entre todos, “que usáramos las redes sociales no para linchar, sino para trabajo colaborativo. Quedamos que a través de la misma invitación que abrimos, en Facebook, nos compartiera la gente lo que concluyó de manera personal y después llevarlo a un documento que pudiéramos publicar”.

En este foro estuvieron presentes, Paty Carrillo, Karla Rangel, Gonzo Cárdenas, Raúl Cantú, Jonathan Castañeda, Mercedes Aquí, Isabel Pérez Gavilán, Carlos M. Valdés, Maribel Lugo, Gustavo García, Julián Herbert y Luis Sergio Rangel; entre otros.