Foto: Lidiet Mexicano
Aunado a esto se reportó a 125 “ruidosos” por lo que se tuvo una constante movilización de los elementos municipales

El no respetar los protocolos sanitarios para prevenir los contagios de Covid-19 en Monclova, generó que el fin de semana se aplicaran multas a desobedientes, mismas que van desde los 11 mil hasta los 22 mil pesos.

Así lo dio a conocer el alcalde Alfredo Paredes López al dar los resultados del operativo BOM (Base de Operaciones Mixtas) donde participan elementos de Protección Civil, Guardia Nacional, Policía del Estado, Seguridad Pública, Protección Civil, Alcoholes y Ecología.

Sin precisar el dato, dijo se aplicaron varias multas de las cantidades antes mencionados, se realizaron clausuras y se atendió al menos 125 reportes de ruidosos que llegaron a las diversas corporaciones.

El primer incidente fue en el bar la Brava donde incumplieron con puntos de seguridad como es presentar a una banda de 20 integrantes, el no colocar una mica entre el escenario y las mesas, además de exigir la sana distancia entre sus clientes.

Este bar que recientemente inició sus operaciones se mantendrá cerrado por algunos días.

Durante el viernes continuó el operativo y hubo cuatro detenidos en la colonia Hipódromo y además de la suspensión de fiestas clandestinas, una de ellas con más de 70 personas que no usaban cubrebocas, ni sana distancia.

En la colonia Ejidal se reportó una reunión donde había 10 personas, ahí se detuvo a un individuo por mal orden y se indicó la dispersión de las personas.

El día sábado, el salón de fiestas llamado Europea permitió una boda donde rompieron los protocolos, en el sitio había más de 20 infantes, aunado a 50 personas adultas.

A este establecimiento que es reincidente en no respetar las indicaciones de las autoridades se indicó una clausura de cerca de un mes, a decir del director de Protección Civil Agustín Ramos.

Aunado a esto se reportó a 125 “ruidosos” por lo que se tuvo una constante movilización de los elementos municipales.

“Lo que esta pasando es que va la unidad de Protección Civil, le bajan, se retiran y le vuelven a subir, eso no es correcto, a final de cuenta los ciudadanos tienen que entender que lo único es que queremos que haya menos muertes, menos contagios, menos hospitalizados y que los médicos estén más tranquilos con la cantidad de gente que tienen”.

“Échenos la mano” exhortó a la comunidad, “háganlo por su familia y su entorno, es importante que nos unamos todos” dijo Alfredo Paredes.