Impulso. Miguel Riquelme Solís ratificó su compromiso para que en Coahuila, su marco legal sea sólido y justo. | Foto: LUIS SALCEDO
Miguel Riquelme Solís ratificó su compromiso para que en Coahuila, su marco legal sea sólido y justo

El gobernador del Estado, Miguel Riquelme dijo que hace votos para que sea aprobada la reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial, y que se concreten los proyectos de las ciudades judiciales de Saltillo y Torreón, esto al participar en el Informe del magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, Miguel Mery Ayup.

“Hago votos para que encuentre cauce la propuesta de nueva Ley Orgánica del Poder Judicial, coincidente con la Reforma Judicial Nacional, pero sin que ello implique ningún retroceso, ni en el Sistema de Justicia Penal, ni en el enfoque de derechos humanos e igualdad de género”, dijo durante su intervención en la Ciudad Universitaria de Arteaga.

APOYA CREACIÓN DE CIUDADES JUDICILES

De igual manera, Miguel Riquelme mostró su respaldo a los proyectos del Poder Judicial de Coahuila para la construcción de las ciudades judiciales en Saltillo y en Torreón, a fin de garantizar una justicia más cercana a la población.

“Cuentan con todo el apoyo del Gobierno del Estado para fortalecer los modelos innovadores de justicia que promuevan el combate a la corrupción y fomento un trato equitativo para todos y sin distinción”, dijo el Gobernador.

Agregó que “reitero mi firme compromiso de continuar realizando las gestiones necesarias, para que el Poder Judicial tenga las mejores condiciones de infraestructura, en especial apoyar la construcción de las ciudades judiciales en Saltillo y Torreón, que garanticen a largo plazo la cobertura  de jueces que requiere cada distrito judicial”.

POR LEYES JUSTAS Y DEMOCRÁTICAS

Riquelme también dijo que la época exige estrictos marcos de regulación, con leyes justas y democráticas, así como políticas públicas que tengan como centro la dignidad de las personas.

 “Una buena administración de justicia”, señaló el Gobernador del Estado, “garantiza la gobernanza, genera un clima de paz para los ciudadanos, así mismo fomenta la formación de sociedades incluyentes, cuando se asegura la igualdad para todos y se brinda la certeza jurídica”.