Marko Cortés y Ángel Ávila coincidieron en que las leyes secundarias en la materia cancelaron la calidad de la educación

Los líderes nacionales del PAN y PRD rechazaron la aprobación de las leyes secundarias de la reforma educativa, al asegurar que cancela la calidad de la educación. 

El presidente del PAN, Marko Cortés, dijo que la aprobación de las leyes educativas en la Cámara de Diputados "representa uno de los más grandes retrocesos". 

"Condena a generaciones completas al atraso y la marginación, este es un gobierno destructor que cancela la ruta a la educación de calidad", publicó en redes sociales. 

Además, acusó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador quiere regresar al pasado porque la reforma "revive viejas prácticas" a favor de los privilegios sindicales "y no de la educación". 

En tanto, el secretario general del PRD, Ángel Ávila, denunció que el Presidente "prefirió poner por delante sus compromisos político-electorales" con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). 

"Por ello les entregó el control de la educación y las plazas de profesores. No les interesa que los niños puedan aprender con calidad", agregó.