Foto: Archivo
Karla Valdés, directora del plantel, informó que debido a la alta demanda que tiene el plantel de la Universidad Autónoma de Coahuila se trabaja en la apertura de otros grupos de al menos 40 estudiantes, lo cual dejaría un ingreso anual de 120 alumnos a la Licenciatura.

Luego de haber sido aprobado el proyecto para la apertura de un turno matutino en la Facultad de Psicología, la institución podría ofertar el ingreso a 120 estudiantes y no 80 como hasta el año anterior lo hizo.

Karla Valdés, directora del plantel, informó que debido a la alta demanda que tiene el plantel de la Universidad Autónoma de Coahuila se trabaja en la apertura de otros grupos de al menos 40 estudiantes, lo cual dejaría un ingreso anual de 120 alumnos a la Licenciatura.

Y es que se venden en promedio 500 fichas para el examen de admisión, lo cual deja a muchos alumnos fuera de la facultad y sin la oportunidad de obtener los conocimientos de calidad que tiene la escuela.

Para poder confirmarse el incremento de la matrícula y ofertar el turno matutino, solo se espera la revisión del presupuesto federal que recibe la máxima casa de estudios de Coahuila.

“Año con año hemos tenido una alta demanda en la carrera, siempre hemos estado entre los primeros lugares y estamos tratando opciones para abrir espacios, obviamente con la calidad suficiente para dar atención a los aspirantes”, dijo.

Desde el 1 de febrero se comenzó con la venta de fichas para el examen de admisión que será el 20 de mayo próximo, se espera vender poco más de 500 fichas a aspirantes.

“Estamos buscando abrir otro turno e incrementar las horas y espacios para poder ofertar mayores lugares”.

La Facultad de Psicología busca la apertura del doctorado y maestría, así mismo ofrecer cursos y diplomados tanto presenciales y a distancia.

“Hay buena respuesta; se trabaja en diferentes áreas con recursos humanos, diplomado de suicidologia, trabajamos con evaluación en niños y jóvenes, en busca de una apertura de variedad de temas que puedan ser de interés para los psicólogos”, concluyó Karla Valdés.