Especial
El presidente de EU expresó su disposición a un posible juicio

WASHINGTON, EU.- La Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó ayer dos cargos contra el presidente Donald Trump, por abuso de poder y obstrucción a las labores del Congreso, con lo que los demócratas remitieron el caso de juicio político a la votación en el pleno de la Cámara Baja. Es un gran paso más en la tormenta constitucional y política que divide al Congreso y a la nación.

La división partidista en la votación, 23 demócratas a 17 republicanos, refleja el ambiente en el Congreso. Se prevé que la Cámara Baja, de mayoría demócrata, aprobará las acusaciones contra Trump la semana entrante, antes del receso de fin de año. En tanto, es probable que la mayoría republicana del Senado lo absuelva al cabo del juicio, en enero.

El presidente Donald Trump, expresó su disposición a someterse a un posible juicio político contra él en el Senado tanto si es largo como corto. “Haré lo que quiera. Miren, no hice nada malo, así que lo haré largo o corto”, dijo el presidente estadounidense en respuesta a una pregunta de los periodistas sobre si prefería un juicio político de mayor o menor extensión en el tiempo en la Cámara Alta, controlada por los republicanos.

(AP y EFE)