El elemento de Tigres pediría perdón por sus declaraciones contra el Cruz Azul.
En su círculo más íntimo no están de acuerdo con sus declaraciones luego de todo lo que hizo el conjunto celeste por él

Las palabras de Javier Aquino al Cruz Azul, donde les dijo que tenían 30 años sin ganar nada, llegó a molestar a muchos aficionados y exjugadores de la Máquina Celeste, pero la familia del futbolista también está enojada con el accionar del jugador de Tigres. 

De acuerdo a El Universal, "en su círculo más íntimo no están nada de acuerdo con el futbolista, que olvidó lo mucho que en sus inicios la institución cementera hizo por su familia y él".

Cuando Aquino entrenaba con Cruz Azul, su hermano siempre lo acompañaba y convivía con los futbolista de la institución que ahroa reniega.

 Además, sus padres fueron apoyados por el Cruz Azul durante el tiempo en que el futbolista se consolidada aguantando sus indisciplinas y al inicio su falta de compromiso.

Por otro lado, Tigres estaría preparando al futbolista para dar una declaración donde pedirá disculpas y tratará de limpiar su imagen.