Así de clarito me dijeron ayer los representantes del Comité de Afectados por la quiebra de Banco Ahorro FAMSA, que se reunieron con funcionarios de Gobernación después de habérseles plantado a los senadores afuera del recinto legislativo, para exigir que den cauce a la reforma que busca cambiar la prelatura que determina el orden en que debe pagarse a los deudores de dicha institución financiera, propiedad de la familia Garza Valdez, de Monterrey.


Les platico: Di seguimiento durante todo el día de ayer a la protesta de cientos de ahorradores de Banco FAMSA, que resultaron afectados debido a que sus depósitos rebasan las 400,000 UDIS, equivalentes a $2.7 millones de pesos.


Según el Artículo 180 de la Ley de Instituciones de Crédito -que data del año 1998- el banco debe pagar primero las obligaciones que cuenten con garantías, luego el pasivo laboral (liquidación del personal), en seguida al SAT, luego a los proveedores preponderantes y en la mera cola a los 2,454 clientes que en total reclaman se les devuelvan más de $6,000 millones de pesos.


Para exigir que los legisladores reformen dicha ley y se ponga en primer lugar a dichos afectados, cientos de ellos tomaron ayer el Paseo de la Reforma e Insurgentes y obligaron así la intervención de la SEGOB, que convocó a una reunión en la que participaron Maribel Peláez, Rodrigo Martínez, Juan José Gómez González y Ricardo González Garza, por el lado de los manifestantes.


Representando a Gobernación estuvieron Sonia Salazar Ham, titular de la Unidad para Atención de Organizaciones Sociales; Emilio de Jesús Saldaña Hernández, responsable de Enlace Legislativo y Jorge Arturo Zapata Rodríguez, sub director de Enlace con dependencias de Economía y Asuntos Internacionales.


Al término de la reunión, los funcionarios de SEGOB se obligó a dar seguimiento a las iniciativas presentadas en el Congreso de la Unión y a analizar la viabilidad de las mismas para su discusión y eventual dictaminación.


El documento firmado por todas las partes -que adjunto en esta publicación- establece que se buscará tener una reunión con los legisladores que se consideren pertinentes para este tema.
También se acordó que la próxima reunión entre ambas partes se llevará a cabo el miércoles 28 de este octubre en un horario aún por definir.


Los representantes de los defraudados por Banco FAMSA se comprometieron -mientras tanto- a no realizar bloqueos a vialidades mientras exista la mesa del llamado “diálogo permanente”.
Quienes estuvieron en dicha reunión por parte de los afectados me dijeron ayer que traducido del español al español, esto quiere decir que si para el citado día 28 no se ven avances de los legisladores respecto a la petición de que se reforme el mencionado Artículo 180 que regula a las instituciones de crédito, va a arder Troya, pues esa gestión la realizaron desde hace meses y se avecina la temporada de vacaciones, donde los legisladores se van de vacaciones y muchos andarán encuerdados en cosas políticas.


En el plantón o bloqueo de Reforma e Insurgentes que se mantuvo desde las 8am hasta las 3pm, se presentó el senador por NL, Samuel García, a quien los defraudados me dijeron haberle pedido que intercediera por ellos desde hace casi un mes, sin que hasta la fecha haya concretado nada.
Lo que es el oportunismo político, pues es cosa pública que el llamado “senatore” suspira por ser el candidato del MC a la gubernatura de Nuevo León.


Los afectados por el banco FAMSA -que dirige Luis Gerardo Villarreal y cuyos despojos pertenecen a Humberto Garza González, a su hijo del mismo nombre y apellidos Garza Valdez y a sus familias- están en pie de guerra, pues ya se dieron cuenta de que el IPAB, la CNBV, la CONDUSEF y “nada” son cuatro “nadas”.


“Es una desgracia para el sistema financiero mexicano que miles de jubilados y gente de la 3ª edad que confiaron sus ahorros a ese banco, tengan que tomar las calles para exigir que se respeten sus derechos”, me dijo uno de los afectados.


“Que quede claro, no queremos que el gobierno rescate a Banco FAMSA, exigimos que los legisladores cambien la Ley para que el orden de la prelatura nos ponga a nosotros en primer lugar, antes del pago de impuestos y otros conceptos, porque resulta que con nuestro dinero estamos patrocinando a esos bribones para que paguen sus deudas”, me dijo otro.


CAJÓN DE SASTRE


“Lo dicho, si SEGOB y los legisladores no resuelven el tema para el próximo día 28, que se preparen los responsables de todo esto, porque igual que los defraudados por Banco FAMSA, están los cuentahabientes de Santander, el banco de doña Ana Botín, la mujer más poderosa del mundo, según la Revista Fortune”, advierte la irreverente de mi Gaby.


placido@detona.com