Cardenal Norberto Rivera | Foto: Especial
Ante las acusaciones el órgano eclesial rechazó que se negaran a apoyarlo económicamente

La Arquidiócesis de México respondió a las acusaciones de un supuesto abandono al cardenal Norberto Rivera, quien se encuentra en el Hospital Mocel en la CDMX, tras ser ingresado por COVID-19. 

Indicaron que fue los obispos pueden acudir a hospitales privados con recursos propios y que fue el mismo Rivera quien tomó la decisión de ser atendido en dicho nosocomio. 

“Aquellos obispos y sacerdotes contagiados de Covid-19 que deseen llevar el seguimiento de su enfermedad a través de otros medios pueden hacerlo, con recursos propios o los apoyos que puedan otorgarles las personas allegadas a ellos”, señalaron en un comunicado. 

“Ofrecemos nuestra oración constante por la pronta recuperación del cardenal Norberto Rivera”, agregaron. 

El dato: 

Un artículo de Guillermo Gazanini para Religión Digital señalaba que los gastos médicos del cardenal ascendieron a los 80 mil pesos. 

Gazanini mencionó que ante la negativa de la Arquidiócesis de pagar los gastos médicos los responsables del hospital buscan a familiares de Norberto Rivera. 

Con información de SDP Noticias