Foto: Agencia ID
Por tres días la Academia Mexicana de Ciencias será un lugar abierto al diálogo, interacción e intercambio de ideas que pueden contribuir al trabajo interdisciplinario y definición de vocaciones de los estudiantes

La ceremonia inaugural de la Reunión General de la Academia Mexicana de Ciencias, Ciencia y Humanismo II se celebró hoy ante una nutrida asistencia de  estudiantes, ponentes y coordinadores de los once simposios que se llevarán a cabo a partir de hoy y hasta el próximo viernes; jornadas en las que especialistas impartirán 98 ponencias en las áreas de agrociencias, astronomía, biología, ciencias sociales, física, geociencias, humanidades, ingeniería, matemáticas, medicina, química.
 
“Es en ese sentido, Ciencia y Humanismo II está enfocada a propiciar la colaboración entre las once áreas que agrupa la AMC, que si bien son la principal fortaleza de la Academia, constituyen, al mismo tiempo, un potencial que no es aprovechado del todo”, dijo el doctor Jaime Urrutia Fucugauchi, presidente de la asociación en el auditorio “Galileo Galilei”.
 
Recordó que en el 2012 se realizó, bajo la coordinación del doctor Arturo Menchaca Rocha, la primera edición de esta Reunión General, la cual tiene como principal objetivo “buscar la colaboración, así como encontrar temas de interés conjunto”. Además, destacó el papel de los coordinadores de cada simposio en la selección de los temas y los conferencistas que estarán presentando sus avances en la investigación que realizan.
 
En su participación, Arturo Menchaca, coordinador general del Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia, invitó a los asistentes a “gozar a su antojo de este gran show de la ciencia mexicana”. El ex presidente de la AMC reconoció que la continuidad que se le ha dado a este proyecto no solo es relevante para la Academia, sino también para la ciencia mexicana. “El centenar de conferencias que se presentarán en estos días representa solo una fracción temática del universo de trabajo de los cerca de tres mil miembros de la AMC”.
 
Señaló que este evento, con alcanzó un registro de 730 asistentes, tendrá un impacto educativo y público importante, ya que los jóvenes interesados en la ciencia y las humanidades tendrán la oportunidad de escuchar a quienes están realizando la investigación de frontera en el país.

Está inspirada, dijo Menchaca Rocha, en un evento similar al que organiza la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia en Estados Unidos (AAAS, sus siglas en inglés), cuyo objetivo es mostrar la ciencia de frontera que realizan los científicos. “La idea es enterarse de los logros que se dan en otras áreas, que los académicos ubiquen la temática en que trabajan los investigadores de las diferentes áreas del conocimiento”.
 
Encargada de declarar la inauguración de la Reunión General, la doctora Julia Tagüeña Parga, directora adjunta de Desarrollo Científico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), indicó que “las ponencias son una oportunidad para ver qué está pasando disciplinariamente, seguramente surgirán ideas de hacer trabajos interdisciplinarios y de conocer no solo el trabajo del investigador, sino al individuo que está trabajando en ello”.
 
Los temas que se abordarán servirán para alimentar el intelecto, aumentar la cultura general de los asistentes y nuestra visión de lo que está pasando en las ciencias, también le permitirá a los jóvenes que vengan a decidir en un momento dado hacia dónde quieren ir, dónde quieren estudiar, qué pueden aportar, así como conocer a los investigadores consolidados, platicar con ellos e intercambiar ideas que les retroalimenten, dijo la científica. “Muchas veces este tipo de reuniones marcan el futuro de los estudiantes porque deciden dedicarse al tema del que escucharon”.
 
Tagüeña Parga, coordinadora del simposio de física en esta Reunión, añadió que “aquí nos podemos dar cuenta de lo que está pasando en otras disciplinas porque, sin duda, la vida no nos permite estar completamente al día de lo que sucede en todos los frentes de la ciencia”.
 
Felicitó a la Academia por celebrar actividades de esta naturaleza, ya que pueden contribuir a que investigadores de todo el país sepan qué hacen unos y otros y en un momento dado se refleje en un trabajo interdisciplinario, en el que científicos aporten un nuevo conocimiento que provenga de la unión del al menos dos disciplinas.
 
“Esta organización –abundó-- se encuentra al nivel de las mejores academias de ciencias del mundo. Deberíamos de estar muy orgullosos por ello. La Academia es de todos, es parte de nuestro sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación y debemos aprovecharla al máximo”.
 
Al término del acto de apertura dieron inicio de manera simultánea en cuatro salas las primeras sesiones de cuatro simposios, en el turno matutino, y por la tarde se llevarán a cabo dos más, así como tres conferencias plenarias. Este formato se repetirá en los próximos dos días.