El edil anunció que la Plaza de Armas será asimismo remodelada totalmente y dijo que el cuidar nuestro patrimonio nos proporciona identidad que nos ha hecho crecer a lo largo de la historia. SANDRA GÓMEZ
En presencia de representantes de organismos y cámaras empresariales y del Colegio de Arquitectos de La Laguna, también inició la remodelación y conservación de edificios históricos e iluminación

Torreón, Coahuila. – El alcalde Jorge Zermeño Infante, puso en marcha la reparación y renovación de los relojes Lack, que se conserva en el cruce de la avenida Juárez y avenida Hidalgo y del kiosco de la Plaza de Armas, instalado en el año de 1982.

En presencia de representantes de organismos y cámaras empresariales y del Colegio de Arquitectos de La Laguna, también inició la remodelación y conservación de edificios históricos e iluminación.

En el acto llevado a cabo en uno de los andadores de la Plaza de Armas, el historiador Carlos Castañón Cuadros, dijo que esto es relevante porque por mucho tiempo el centro histórico de Torreón no había recibido la atención necesaria con los edificios que son patrimonio de la ciudad.

Lo que distingue a las grandes ciudades en el mundo es el patrimonio arquitectónico y en esta administración, es algo sin precedente la serie de edificios que se han ido restaurando y se han venido descubriendo esos valores que son la identidad de Torreón.

El edil anunció que la Plaza de Armas será asimismo remodelada totalmente y dijo que el cuidar nuestro patrimonio nos proporciona identidad que nos ha hecho crecer a lo largo de la historia.

Desde el principio de su administración, dijo que se han desarrollado programas de obras para atender y cuidar el centro histórico de Torreón, catalogado en inmuebles.

La reparación de los relojes, estará a cargo de la empresa denominada Centenario, que es la que fabricó la pieza en su origen y es de Zacatlán de las Manzanas, Puebla y es la que les ha venido proporcionando mantenimiento.

Zermeño Infante, comentó que desde un principio, al asumir el cargo, se propuso rescatar los servicios básicos de la ciudad y al centro histórico, desde su campaña ofreció darle una atención especial, dado el abandono en que se encontraba, insalubre y lleno de basura.

En el mercado Alianza, refirió, se han hecho trabajos importantes, aunque le sigue faltando mucho, pero se ha pintado, pavimentado y reforzado la seguridad, “se ha hecho un montón de cosas, el sector ha quedado totalmente limpio, cuando no se podía ni caminar”.

Hace dos años se pintaron las bancas de la Plaza de Armas y restaurar sus elementos y lo que se va a hacer ahora, es rescatar los relojes que tienen muchos años sin funcionar.