Las madres han realizado búsquedas en cárceles, Semefos, albergues, centros nocturnos, panteones, e instituciones de los diversos niveles de gobierno | Foto: Jordi Sifuentes
65 Madres y familiares exigen respeto y alto a los malos tratos a la población migrante

La Caravana de Madres Centroamericanas en Busca de sus Hijas e Hijos, arribó a Saltillo como parte de sus actividades de búsqueda de los miles de migrantes que han desaparecido en su tránsito por México.

El contingente compuesto por 65 Madres y familiares, llegó a la capital coahuilense proveniente de Monterrey, desde donde fueron escoltadas por autoridades de la Policía Federal y posteriormente recibidas por el Instituto Nacional de Migración.

A su llegada al Tecnológico de Monterrey donde iniciaron las actividades, la maestra Martha Sánchez y el Obispo de Saltillo, Raul Vera dieron el mensaje inicial, recordando que en el país hay por lo menos 70 mil migrantes, y a la vez reconocieron que por su ardua labor han puesto en análisis y permanente observancia el panorama de los derechos humanos en el país así como sus urgencias.

Asimismo, tanto el obispo como la activista, recordaron el calvario de los migrantes en México, donde atraviesan por violaciones como la trata, el secuestro, el trabajo sexual forzado, la desaparición e incluso la muerte.

Foto: Jordi Sifuentes

Sofía, proveniente de Guatemala, y quien está en busca de Edgar Rodolfo, recalcó ante los estudiantes que su llegada al país también es para exigir respeto y alto a los malos tratos a la población migrante, asegurando que el único motivo de la salida de esta población de sus respectivos países obedece a situaciones críticas en sus países. 

Asimismo, mencionó que la falta de empatía no detendrá la búsqueda de sus familiares hasta encontrarlos, y junto con otra madre, recordó que aunque pase el tiempo la espera al teléfono y a las buenas noticias no cesan.

“¡Vivos se vinieron! ¡Vivos los queremos!”, expresaron en conjunto las madres.

Dicha caravana, arribó por la frontera de Chiapas el pasado 18 de noviembre, donde se reunieron con organizaciones civiles defensoras de los derechos humanos de los migrantes, quienes ayudaron en la gestión de la búsqueda en vida que pretenden realizar en los diversos rincones del país.

Foto: Armando Ríos

Además de exigir respuestas en las investigaciones, las madres han realizado búsquedas en cárceles, Semefos, albergues, centros nocturnos, panteones, e instituciones de los diversos niveles de gobierno.

El contingente que ya sostuvo una reunión con autoridades en San Cristobal de las Casas, está integrado por mujeres que provienen de Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicargua.

A lo largo de los 15 años que la Caravana ha recorrido los diversos rincones del país, la insistencia de las madres ha logrado identificar a por lo menos 310 migrantes en vida y muerte que habían sido reportados como desaparecidos.

En el programa, se tiene planeado que la Caravana de Madres sostendrán un encuentro con la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila, así como con los defensores de la Casa del Migrante de Saltillo.

Foto: Jordi Sifuentes