FOTO: LUIS SALCEDO
Consideran que no sería el primer producto modificado que no es apto para el cuerpo, poniendo como ejemplo la carne para hamburguesas

Ante la llegada del arroz sintético proveniente de China, VANGUARDIA, acudió al Mercado de Abastos para verificar si este producto ya se comercializaba en el lugar. Ante esto, los dueños de abarroterías tuvieron opiniones contrastantes, ya que algunos se mostraron en contra de su venta, otros desconocen qué tipo de arroz venden y el resto dijo estar abiertos a la posibilidad de llegar a venderlo aunque aún no se comercializa al mercado.

Consideran que no sería el primer producto modificado que no es apto para el cuerpo, poniendo como ejemplo la carne para hamburguesas, que señalan está prácticamente hecha de “cartón. Cualquier alimento que sea hecho con materiales sintéticos puede dañar la salud.

César García, quien también tiene un negocio de abarrotes, señaló que él si estaría dispuesto a venderlo, pues considera que la gente a diario consume cosas que no son saludables, infinidad de alimentos procesados y que ya no tienen nada de natural.

Aún no lo manejo, creo que está mal, pero es un mundo donde vendemos, es de lo que vivimos todos es comercialización”
César García, comerciante

Recalcó que él es un comerciante y que si con la venta del arroz sintético puede ahorrar, no dudará en ofrecerlo y que es responsabilidad de quien lo quiera consumir.

“Aún no lo manejo, creo que ésta mal, pero es un mundo donde vendemos, es de lo que vivimos todos es comercialización, siempre hay quien lo venda y quien lo compre, es oferta y demanda, si lo vemos fríamente todos somos mercenarios, sé que es un mal, pero no sé por qué tanto escándalo con lo del arroz, si la carne para hamburguesas es fécula de maíz y cartón, hay muchas cosas realmente que están más, están las salchichas y el jamón, todo es puro químico, somos presas de nosotros mismos, con el huevo es lo mismo es puro químico, comemos puro mugrero”.

Por otro lado, Manuel Cazares, de abarrotes Casa Cruz, expresó que él no tiene intención de vender arroz sintético porque no está de acuerdo en comercializar productos que puedan hacer daño a sus consumidores y no quiere verse envuelto en problemas si alguien se ve afectado por comer este tipo de arroz artificial.

“Nosotros tenemos convenio con proveedores con los que no se permite eso, en lo personal creo que los artículos chinos son de muy mala calidad, nosotros tenemos producto nacional, además al venderlo nos podemos meter en muchos problemas, no tiene caso, por eso nosotros aquí nunca lo venderíamos”, concluyó.