El japonés no pudo lograr su juego sin hit y se fue sin decisión.
El serpentinero recibió un imparable y tuvo que salir del partido tan cerca de la hazaña

Kenta Maeda estuvo cerca de un juego sin hit, sin embargo su sueño se esfumó en la novena entrada luego de un sencillo de Eric Sogard en el lanzamiento 115 del serpentinero. 

Maeda llegó a la novena entrada con 113 pitcheos en su cuenta, 76 de ellos strikes, y al pasarle el primer pitcheo bueno a Sogard, quien enseguida pegó un batazo al jardín central que cayó de hit y marcó la salida de Maeda del partido.

El pitcher japonés lanzó en total ocho episodios y un bateador de la novena entrada, aceptando un hit con una carrera, dos pasaportes y 12 ponches.

Taylor Rogers entró en su rescate y complicó la novena entrada al aceptar par de hits para que anotara el corredor que recibió de herencia.

Rogers se complicó y toleró dos carreras para que el partido se empatara 3-3, se fuera a extrainnings y el japonés Maeda quedara sin decisión.

Al final, los Twins consiguieron la victoria con sabor un sabor agridulce.