AP
Los 'Gunners' consiguieron una importante victoria en el Derby de Londres

Cambió la defensa de cinco a una línea de cuatro, metió a Aaron Ramsey en la media punta y volvió a confiar en la pareja Lacazette-Aubameyang. Unai Emery fue criticado toda la semana y respondió con un planteamiento ofensivo y valiente que arrolló al Chelsea (2-0) y dejó la victoria en el Emirates Stadium.

En uno de los abundantes derbis de la capital británica, Emery varió el sistema que venía utilizando habitualmente y derrotó al Chelsea en una primera parte en la que la pegada 'Gunner' desarmó y le 'clavó' dos goles a los de Maurizio Sarri, incapaces de competir en términos de pegada.

El Chelsea sólo llegó en un balonazo en largo de David Luiz para Pedro, en el que el español erró la vaselina por encima de Bern Leno, y en un remate de cabeza de Marcos Alonso al palo.

A los primeros disparos, tímidos y protagonizados por balones aéreos donde sufría el Chelsea, el siguió la obra de arte de Lacazette. El francés recibió un centro desde la derecha, bajó el esféricos, hizo un giro de fútbol sala y sacó un disparo potente que se coló en el primer palo de Kepa.

El Chelsea se repuso bien del golpe, pero el Arsenal, a balón parado, volvió a hacer daño.

Torreira puso una falta lateral, que los 'Blues' rechazaron. Sokratis la puso de nuevo desde la frontal y Laurent Koscielny, lanzándose en plancha y rematando con el hombro, vio cómo el balón se coló plácidamente en la portería de Kepa.

La segunda parte, insulsa por la incapacidad del Chelsea de penetrar en la defensa 'Gunner' y por los inofensivos intentos del Arsenal de matar a la contra, vivió la desgracia de la lesión de Héctor Bellerín, que se tuvo que retirar en camino del campo por un problema en la rodilla izquierda.

El Arsenal recupera la quinta plaza, con 44 puntos, los mismos que el Manchester United y tres por debajo del Chelsea que marca los puestos de Liga de Campeones.