La artista serbia es conocida por sus performance donde pone en riesgo su propia vida. Foto: Internet.
Como parte de una exhibición retrospectiva sobre su trabajo que se llevará a cabo en la Academia Real de las Artes en 2020.
A sus 71 años, la artista conceptual serbia Marina Abramovic no pierde energía ni su facultad para asombrar al mundo con sus piezas. Ahora prepara, como parte de la retrospectiva que tendrá en la Academia Real de las Artes una obra donde hará pasar un millón de voltios por su cuerpo para apagar con ellos una vela. De acuerdo con el equipo de Factum Arte, que se hará cargo de la realización preparar muchas de las piezas que se presentarán, esta no es la pieza más peligrosa de Abramovic y, de hecho, en teoría es bastante segura. “Si estás lo suficientemente cargado de electricidad, la corriente que salga de tus dedos podría apagar una vela a un metro de ti”, explicó Adam Lowe, fundador del Factum Arte, “la electricidad es algo que la gente no entiende bien. Si checas en internet puedes ver personas que aisladas correctamente pueden soportar altas cargas eléctricas y sacar pequeños rayos de sus dedos”. Comentó que para esto usarán una técnica de la fotografía Kirlian, inventanda en el siglo 19 que usó alto voltaje para crear impresiones al contacto. El equipo tiene hasta 2020 para afinar los detalles de este performance y asegurarse que no sea el último que la artista realice, luego de convertirse en la primera artista en tener una exhibición en solitario así de grande en la Academia Real de las Artes.