Foto: Internet.
Luego de ser acompañados para la entrega de una petición de audiencia pública con el alcalde Manolo Jiménez, para exigir que el director del IMCS sea removido del cargo, los artistas llevaron su protesta a los recintos a su cargo

A casi un mes de que un grupo de artistas de Saltillo hiciera pública la denuncia de acoso sexual y misoginia contra el director del Instituto Municipal de Cultura, Iván Márquez, ante la falta de respuesta por parte de las autoridades la mañana de este jueves 17 de septiembre solicitaron una audiencia pública con el alcalde, Manolo Jiménez, para exigir de manera directa la destitución del funcionario.

Para el acto estuvieron acompañados por miembros de distintas disciplinas del gremio artístico local, quienes acudieron a la explanada de la Presidencia Municipal portando mantas y pancartas en las que expresaron su inconformidad y dejaron en claro que no tolerarán ninguna muestra de acoso sexual ni violencia de género o de cualquier otro tipo, en especial de parte del representante de los artistas a nivel local.

Al término los creativos llevaron su protesta a otros puntos de la ciudad. En específico se plantaron frente a cuatro de los recintos administrados por el IMCS; Casa Purcell, el Centro de Estudios Musicales, el Teatro García Carrillo y el Museo Rubén Herrera, donde peatones tuvieron la oportunidad de ver su manifestación.

Asimismo registraron en fotografías estos actos, imágenes que posteriormente difundieron a través de redes sociales.

A lo largo de estas semanas, desde el pasado 27 de agosto en que publicaron en redes la carta que luego entregaron a diversas instancias, donde denuncian los actos de acoso y misoginia que realizó Márquez en una fiesta días antes, se han sumado más denuncias —la mayoría de manera anónima— y más artistas y grupos artísticos se han solidarizado con la causa.

Por esta razón los artistas que son representados por los actores Luis Falcón y Andrea Galindo, quienes han hecho las denuncias formales respectivas en instancias oficiales, aseguran que no parará su protesta hasta que sus exigencias se cumplan; específicamente la destitución de Márquez y una disculpa pública por parte de las autoridades.

“Esto no lo vamos a mediar, es si o sí”, comentó Falcón en entrevista con medios, “la destitución es algo que estamos exigiendo, necesitamos como una reparación del daño. La violencia de género y el acoso sexual no son cosas que se puedan mediar, son cosas que tienen que llevares como un seguimiento y tienen que parar”.

“También insistimos en la educación en perspectiva de género a los funcionarios y funcionarias públicas. No pueden estar pasando este tipo de cosas”, agregó.

Al respecto del incremento de las denuncias —aproximadamente 30— mencionaron que aunque han recibido muchas no han podido hacerlas públicas, dado que muchas de estas son anónimas y los detalles que poseen podrían ayudar en la identificación de la persona que denunció.

Aunado a esto, muchas de ellas se sienten o están amenazadas directa o indirectamente por la influencia de Márquez y temen las represalias que el alzar la voz podría conllevar, aunque señalaron que estas declaraciones denuncias situaciones de acoso sexual y violencia física.

“Es importante hacer notar que estos casos no son públicos porque son de fácil identificación, son casos de gente que trabaja, que está cerca, que ocupa un puesto quizá no en el municipio, pero que hay una intimidación, hay incluso un caso que tiene amenaza explícita”, comentó Falcón.

Aseguró que reconocen los límites de cada persona y que, por eso mismo, agradece el apoyo de quienes así lo han manifestado aunque por cuestiones personales no lo puedan hacer de manera pública.

“Entendemos y nos solidarizamos. Sabemos que hay mucho control de una figura que resulta peligrosa, como lo hemos estado manifestando y como lo hemos estado comprobando”, dijo.

Además del buzón de denuncias, que sigue abierto, también existe una petición en el sitio Change.org que ya superó las 300 firmas.