Foto: Especial
La deuda contraída por los gobiernos de los estados asciende a 531 mil 822 millones de pesos, después de nuevas contrataciones de créditos, y las entidades continúan ofreciendo como garantía a los bancos casi la totalidad de las participaciones federales

Ciudad de México.- La deuda contraída por los gobiernos de los estados asciende a 531 mil 822 millones de pesos, después de nuevas contrataciones de créditos, y las entidades continúan ofreciendo como garantía a los bancos casi la totalidad de las participaciones federales.

Esa cifra es superior en 21 mil 791 millones de pesos a la registrada en diciembre, según información remitida por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a la Comisión Permanente sobre las obligaciones de estados y municipios.

En tan sólo ocho años, la denominada deuda subnacional se ha duplicado, pues en 2009 el total de préstamos adquiridos por gobiernos estatales y municipales ascendía a 252 mil 153.5 millones, como se detalla en el saldo histórico de obligaciones elaborado por la SHCP.

Tan sólo seis entidades concentran la mitad de la deuda al sumar 265 mil 777.7 millones de pesos.

La lista la encabeza la Ciudad de México con créditos por 69 mil 682.7 millones; seguido de Nuevo León, con 62 mil 946.8; Veracruz, 45 mil 776 millones; Chihuahua, 42 mil 175.9; estado de México, 41 mil 419, y Coahuila, 37 mil 777.3 millones.

No obstante, de 2010 a 2016, el comportamiento de la deuda de la Ciudad de México y del estado de México se han mantenido estables, pues en aquel año registraban obligaciones por 52 mil 578.5 millones y 38 mil 249.7 millones, respectivamente.

En contraste, se duplicaron las de Nuevo León y Veracruz. En 2010, cuando Javier Duarte de Ochoa asumió el gobierno, Veracruz tenía obligaciones con los bancos por 21 mil 499.3 millones.

Mientras Nuevo León, en la administración de Rodrigo Medina, registró en 2010 una deuda de 33 mil 971.5 millones.

La de Chihuahua se triplicó. Al principio de la administración de César Duarte era de sólo 12 mil 547 millones.

Coahuila, al comenzar el sexenio de Humberto Moreira en 2005, tenía una deuda de 323.2 millones; en 2010 era de 8 mil 267 millones, y antes de irse a dirigir el PRI la incrementó hasta 36 mil 509 millones.

Hacienda informó que en el primer trimestre del año en el registro de obligaciones se dieron de baja seis de éstas, que representan 13 mil 503 millones de pesos, de los cuales casi 80 por ciento corresponde a gobiernos estatales y el resto a organismos y municipios.