Aureoles informó que las denuncias las llevará a Estados Unidos, a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y ante la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet. ARCHIVO
Ratificó su llamado a impedir que el narcogobierno se vuelva a instalar en Michoacán

Michoacán.- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, aseguró que mantiene firme la determinación de seguir denunciando la presunta injerencia del crimen en las elecciones de la entidad.

El perredista hizo notar que no tiene miedo de ir a la cárcel por “órdenes centrales”, y dijo que entregará el 1 de octubre una administración pública ordenada y con apego a la ley.

Y una vez que se lleve a cabo la transmisión del Poder Ejecutivo estatal, “que me investiguen lo que quieran”, declaró ante los representantes de los medios de comunicación.

En Casa de Gobierno, ubicada en Morelia, Silvano Aureoles acusó que “el gobierno federal persigue a sus críticos mediante la Fiscalía General de la República (FGR) y de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF)".

Y ratificó su llamado a impedir que el narcogobierno se vuelva a instalar en Michoacán; “se debe anular la elección, es una situación de alarma nacional que gobierno, instituciones y sociedad debemos parar”.

Además, sostuvo que hay más de 90 pruebas presentadas ante las instancias correspondientes que demuestran cómo el crimen organizado obligó a marcar las boletas a favor de Morena en determinados distritos electorales.

Aureoles informó que las denuncias las llevará a Estados Unidos, a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y ante la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, porque el riesgo que se vive de un narcoestado es nacional.

 “Si se permite que esa ruta se concrete en 2021, se corre un alto riesgo de que el crimen organizado ponga al presidente de la República en el 2024”, advirtió.

Reiteró su llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador a evitar “que Michoacán regrese a los tiempos de incertidumbre, de violencia y de dolor que vivió años atrás”.

"El riesgo de que Michoacán regrese a esos tiempos pasados es muy alto, pero también muy peligroso por eso voy a luchar para defender a mi estado, y estoy seguro que la inmensa mayoría de las y los michoacanos no queremos que regrese esta historia; y repito, lo que ayer declaré: debe de anularse la elección a gobernador por la clara intromisión del crimen organizado", finalizó.