Foto: Archivo
Sobre este asunto, el obispo Raúl Vera señaló no estar al tanto del proceso y decidió no emitir ningún comentario al respecto

Por segunda ocasión, un Tribunal de Juicio Oral del Distrito Judicial de Río Grande encontró culpable a Juan Manuel Riojas, “Padre Meño”, por dos delitos de violación calificada contra uno exseminarista, mientras permaneció como rector del Seminario Menor de Piedras Negras.

Sobre este asunto, el obispo Raúl Vera señaló no estar al tanto del proceso y decidió no emitir ningún comentario al respecto. “No estoy al tanto; no estoy detrás de eso. Yo estuve en la asamblea episcopal”, fue la respuesta.

SÍ HABLA DE MINEROS

De lo que sí opinó fue sobre las nuevas intenciones del Gobierno Federal de recomenzar la búsqueda de los restos de los mineros de Pasta de Conchos.

Al preguntarle si solo era una falsa bandera del Gobierno Federal, indicó que hay muchas cosas que quedaron incompletas.  “Hay una deuda gravísima con las familias que no han podido cerrar. Supe el caso de una niña que su padre no regresó a casa; la niña no salía a comer... vivió seis meses en el clóset”, afirmó.

 

“El caso Pasta de Conchos en todos los siniestros de la Zona Carbonífera fue en el único que no se entregaron los restos. Dejaron de luchar por el rescate de sobrevivientes. Allá ellos. Es una deuda de justicia. No solo eso, también deben de investigar la condiciones de la mina”, dijo.

Sobre las intenciones de Grupo México de colaborar en las investigaciones, se mostró escéptico.

“Yo me río. Los 13 años en que buscamos rescatar las víctimas el grupo México se portó como un majadero”, respondió.

Otro tema que tocó el obispo Raúl Vera fue el abuso y asesinatos contra defensores y activistas ecologistas. Señaló que siempre recomienda a las personas de Parras de la Fuente que se cuiden por la defensa del agua que se lleva en este municipio.

“Eso no lo avisan. Esto es algo que todos los que estamos en derechos humanos sabemos que cuando interferimos en la ambición de quienes quieren los negocios, nos ven como enemigos”, advirtió.  

“Yo siempre les digo que se cuiden. Hay un Dios que lo ve todo y aquellas personas que hacen las cosas en la oscurito, allá en el cielo tendrán que dar razones. Dejen de estar dañando a los activistas, siempre estamos hablando de seguridad y siempre tenemos que estar en mucha comunicación”, recomendó.