Especial
Cortés indicó que liberar a un criminal con orden de aprehensión, cuando ya se tenía, esto habla de una “amnistía del gobierno morenista”, que pone en riesgo la vida, el patrimonio y la tranquilidad de los mexicanos

CDMX.- Después de la captura y liberación de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “el Chapo” Guzmán en Culiacán, Sinaloa; el líder nacional del PAN, Marko Cortés, aseguró que si no hay una renuncia del gabinete de seguridad, se entenderá que hay una “altísima complicidad” entre el gobierno federal y la delincuencia organizada.

Cortés indicó que liberar a un criminal con orden de aprehensión, cuando ya se tenía, esto habla de una “amnistía del gobierno morenista”, que pone en riesgo la vida, el patrimonio y la tranquilidad de los mexicanos.

Marko Cortés afirmó que es muy triste que el Estado se haya visto vulnerado y arrodillado ante la delincuencia organizada.

“Se mandó un pésimo mensaje a los mexicanos porque quedó muy claro que en México, el Estado de Derecho está vulnerado, se mandó el peor de los mensajes a todos los mexicanos porque hoy los delincuentes saben qué hacer, para poderse librar de la persecución y de la justicia.

“Se manda un pésimo mensaje a todos los mexicanos, porque vemos que estamos vulnerables ante el actuar de los criminales y ante la debilidad de las Fuerzas Armadas comandadas, en este caso, por el Presidente de la República”, explicó.

Cortés Mendoza afirmó que a diferencia de lo que sucede a nivel nacional, el gobierno de Guanajuato combate a la delincuencia y busca que no lleguen los cárteles a la entidad.

Destacó que Guanajuato es el ejemplo de gobierno a seguir, porque a pesar de las circunstancias de inseguridad, hay crecimiento y se atraen inversiones.