‘Carros rojos’. El Hospital Universitario desmanteló las minifarmacias / Archivo
En los llamados ‘carritos rojos’ se almacenan medicamentos y materiales de curación esenciales para la atención de urgencias, por lo cual siempre deben estar surtidos al 100 por ciento

Personal médico del Hospital Universitario aseguró que lo que el director de la institución llamó “minifarmacias” son los conocidos como “carritos rojos”, un pequeño almacén que debe contener todo lo necesario para atender una emergencia, y los pacientes podrían sufrir las consecuencias de no tenerlo.

De manera anónima una persona cercana a la institución aseguró que el director no conoce cómo debe operar un hospital. Aseguró que las “minifarmacias”, como las llamó Lauro Cortés Hernández, son comúnmente conocidas como “carro rojo”, ahí se almacenan medicamentos y materiales de curación esenciales para la atención de urgencias, por lo cual siempre debe estar surtido al 100 por ciento.

Como es posible que llamen minifarmacias a lo que tienen en existencia los empleados. ¿Con base en qué sistema llevan su control? No se puede responsabilizar a empleados así nada más. No se vale que afecten tal vez a quien más ayuda, en este caso médicos o enfermeras”, aseguró.

Al no tener los medicamentos a la mano los trabajadores tendrían que solicitarlo a farmacia. “Independiente de que a veces en farmacia no tienen los medicamentos o materiales de curación y eso conlleva a una mala atención del paciente”, agregó.

“Lo que sé es que esta administración ha estado despidiendo gente sin motivo y no los liquidan. Tal vez por eso están haciendo esas declaraciones para despedir personas  y no liquidarlas”, declaró el entrevistado, quien pidió ocultar su identidad.

PREFIEREN CALLAR

Desde el jueves VANGUARDIA intentó contactar a Lauro Cortés, director del nosocomio, para saber los resultados de la auditoría y conocer el monto preciso del medicamento recuperado; solo contestó que “no ha habido más del tema”.

De igual forma intentamos hablar con María de la Luz López Saucedo, secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Coahuila para saber cómo serían tratados los trabajadores que estén bajo investigación, pero tampoco respondió.