Twitter
En la unidad de carga viajaban en condiciones de hacinamiento hombres, mujeres y niños originarios de Honduras, Guatemala y El Salvador

La noche de este domingo, Policías federales y estatales aseguraron a 228 migrantes que viajaban hacinados en un tráiler en el municipio de Cintalapa, Chiapas. Además, detuvieron a dos presuntos traficantes de personas, informaron autoridades de seguridad.

Durante el operativo desplegado en el tramo carretero Cintalapa-Lázaro Cárdenas, a la altura del kilómetro 70, los agentes interceptaron un tráiler Kenworth que tenía el logotipo de una empresa refresquera y el cual llevaba a bordo a los extranjeros.

En la unidad de carga viajaban en condiciones de hacinamiento hombres, mujeres y niños originarios de Honduras, Guatemala y El Salvador, quienes no pudieron acreditar su estancia legal en el país.

Autoridades ministeriales indicaron que el conductor del tractocamión fue identificado como Domingo "N", de 41 años de edad, proveniente de San Cristóbal de Las Casas.

Cuando la policía revisó el tráiler se acercó un hombre identificado como Manuel "N", de 45 años, del municipio de Chamula, quien trató de sobornar a los oficiales para que no los detuvieran, pero éstos rechazaron la propuesta y los sometieron.

El tráiler y los dos presuntos traficantes de personas fueron puestos a disposición del ministerio público federal por presuntos delitos migratorios

Los 238 centroamericanos fueron enviados a instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM) en Tuxtla Gutiérrez, donde se les proporcionó ayuda humanitaria. En las próximas horas se definirá su situación migratoria.

Los migrantes ingresaron al tráiler en San Cristóbal de las Casas y se dirigían a Oaxaca como parte de su itinerario hacia la frontera con los Estados Unidos.

En el operativo participaron agentes de la Policía Federal y Policía Estatal Preventiva.