Foto: Ulises Martínez
El sospechoso del crimen es Óscar Luis Alejandro Martínez López, “El Chirihuilo”, su presunta pareja sentimental, quien según las primeras investigaciones fue captado por las cámaras de seguridad cuando atacaba a la víctima

RAMOS ARIZPE.- En un charco de su sangre fue encontrada sin vida Joselín Esmeralda, de 17 años, una jovencita que trabajaba en un local de tacos del centro de Ramos.

El sospechoso del crimen es Óscar Luis Alejandro Martínez López, “El Chirihuilo”, su presunta pareja sentimental, quien según las primeras investigaciones fue captado por las cámaras de seguridad cuando atacaba a la víctima.

Fue la mañana de ayer, alrededor de las 09:00 horas cuando el dueño de la taquería “Jalisco” y los empleados llegaron al lugar y encontraron a Joselín sin vida, con golpes en el rostro así como lesiones con un objeto punzocortante en distintas partes del cuerpo.

Sobre el piso, a un lado de los costales de verdura, se encontraba el cadáver de Joselín Esmeralda Soto Garduño, de 17 años.

Se informó que ella laboraba realizando la limpieza tras el cierre del local, y su pareja Óscar Luis, un supuesto taquero mayor de 30 años, según las cámaras de vigilancia, llegó al lugar cerca de las 04:00 horas, que es cuando ella acudía a realizar su trabajo.

Eduardo Aguirre, dueño del negocio, fue quien llamó al número de emergencias 911, canalizándose la llamada de inmediato al personal de Bomberos y de la Policía Municipal, quienes se presentaron en el lugar para tomar conocimiento de lo ocurrido.

Los paramédicos solo confirmaron el deceso de la joven.

 

DEJÓ UN BEBITO

Conocidos de la joven dijeron que ella tenía un hijo de aproximadamente un año y medio de edad; ya tenía tiempo trabajando en el lugar y estaba separada de su expareja.

Las autoridades ya tienen el video de vigilancia del comercio, donde presuntamente se ve que “El Chirihuilo” ataca a la joven madre con un cuchillo y luego escapa del local.