Tomada de Twitter @Dembelismo7
Los aficionados están molestos por la salida del francés al Barcelona y decidieron desquitarse en el Wanda Metropolitano

Hugo Sánchez no está solo. Otro exjugador también es odiado por la afición del Atlético de Madrid tras su partida del club. 

Los aficionados "colchoneros" al conocer la marcha de Griezmann al Barcelona decidieron vandalizar la placa conmemorativa del francés a las afueras del Wanda Metropolitano. 

La placa luce con estampas donde aparece el escudo de la institución con la leyenda: "No se toca", sobre el nombre del francés en el Paseo de las Leyendas. 

Las placas incluye a jugadores que disputaron 100 partidos o más con el conjunto colchonero. 

Otro de los que está en el club de los "agredidos" es Thibaut Courtois, que defendió los colores rojiblancos y ahora es arquero del Real Madrid.