NFL
La batalla seguirá entre el presidente y el futbol americano