Negocios de distintos giros han tenido que adaptar sus servicios para seguir generando ingresos de cara a la nueva normalidad en tiempos de pandemia/Foto: Norma Mortenson
Las entregas a domicilio, compras online y las tecnologías digitales han sido el salvavidas de muchos negocios para seguir teniendo ingresos en tiempos de contingencia sanitaria y crisis económica

Con la llegada de la pandemia de COVID-19 se dio la clausura abrupta de negocios de diversos giros al considerarse como no esenciales. Muchos de ellos tuvieron que adaptarse y buscar alternativas para seguir operando, generando ingresos y a la par cumplir con los lineamientos sanitarios. 

Restaurantes que no estaban asociados con los servicios de empresas como Uber Eats, Didi o Rappi, no tuvieron más opción que incorporarse a ellos para permanecer en el mercado y seguir cerca de sus clientes. Otros decidieron realizar el servicio a domicilio por cuenta propia. 

De acuerdo a cifras proporcionadas por compañías especializadas en entregas a domicilio, durante la pandemia por coronavirus, las plataformas de comercio electrónico han crecido en promedio 300%. Esto involucra comida, insumos directos y hasta alimento para mascotas. 

La entrega hasta la puerta de la casa no solo fue opción para restaurantes, otros giros se sumaron a este método para seguir ofreciendo sus servicios. Gracias a la contingencia sanitaria y a la obligación de evolucionar, supermercados, farmacias, ferreterías, abarrotes, carnicerías, tiendas de conveniencia y hasta las tienditas de la esquina han encontrado una alternativa en el servicio a domicilio. 

Las entregas a domicilio han sido un gran salvavidas para negocios de distintos giros/Foto: Macau Photo Agency

Tecnología al rescate

Las aplicaciones móviles, sitios web y la interacción por redes sociales como Facebook, Instagram y WhatsApp, han sido el canal por el que negocio-cliente se comunican para estar al tanto de horarios, servicios, promociones, lineamientos sanitarios, etcétera. 

Negocios dedicados a la activación física, danza y el cuidado personal tales como la zumba o gimnasios, se dedicaron a impartir clases y cursos online. 

Instructors fitness, de zumba y danza ofrecen clases y rutinas por internet para seguir generando ingresos/Foto: Karolina Grabowska

Los instructores implementaron rutinas a distancia a través de clases en Zoom, compartieron rutinas por redes sociales y brindaron seguimiento personalizado para cada uno de sus alumnos.

La adaptación de las empresas a la nueva normalidad también involucra la aplicación de lineamientos básicos, que se deberán seguir en todas las fases de los semáforos epidemiológicos para garantizar la seguridad sanitaria. 

-Usar equipo de protección como cubrebocas, mascarilla o careta, lentes de seguridad y guantes.

-Limpiar y desinfectar constantemente las superficies y espacios comunes.

-Mantener la sana distancia de 1.5 metros entre las personas. 

-Lavado constante de manos con agua y jabón, así como el uso de gel antibacterial a base de alcohol al 70%.

-En la medida de lo posible hacer uso de ventilación natural. La recirculación del aire está prohibida. 

-Colocar señalamientos para indicar los flujos de entrada, espera y salida en el establecimiento. 

-Instalación de filtros sanitarios para detectar síntomas relacionados al COVID-19 en los que se pueda tomar la temperatura.

Foto: Ketut Subiyanto

Mientras las dinámicas sociales se retoman poco a poco y nos adaptamos a la nueva normalidad, no olvides que nos encontramos en una pandemia. Por eso es importante que extremes medidas sanitarias portes cubreboca, laves tus manos con jabón, uses gel antibacterial, además de desinfectar calzado y objetos de uso común.

Adriana Armendáriz

Reportera de tendencias con experiencia en el ámbito deportivo. Ha tenido coberturas en Liga MX, Liga Mexicana de Beisbol y el Abierto de Tenis en Monterrey. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Valle de México.