Foto: Tomada de Internet
La compañía se asoció con otras energéticas para instalar plantas en Kauai y redujo el gasto de diésel para crear energía

Por: Eduardo Venegas 

Después de que Tesla inaugurara su planta de California, la cual brindaría electricidad a varias comunidades hasta por tres meses, la compañía sorprendió al declarar que está vendiendo energía limpia a una compañía eléctrica de Kauai.

Mediante un anuncio oficial con todo y video, Tesla Inc, reveló que logró evitar el engorroso proceso de generar electricidad de Kauai, en Hawai, el cual consistía en el envío de muchos barriles de combustible diésel.

Tesla instaló una gran fábrica, parecida a la de California, pero se trata de una granja solar nueva, la cual almacena energía, donde la energía renovable es intermitente, es decir, los picos de generación de energía eólica y solar suelen estar en tiempos de baja demanda, por lo que Tesla ofrece el denominado “Powerback”, que son sus baterías masivas que pueden almacenar energía durante el día cuando la oferta es abundante, y descarga cuando la demanda sube, justo después de que el sol se pone.

El proyecto de Tesla en Kauai consistió en la instalación de baterías de 52 megavatios-hora, más una granja solar de SolarCity solar de 13 megavatios. Tesla cree que el proyecto reducirá el uso de combustibles fósiles en 1.6 millones de galones de diésel por año.

Asimismo, el proyecto utiliza el sistema de baterías Powerback 2, las cuales fueron construidas en Nevada. Aunque Tesla no compró directamente los paneles solares, se asoció con compañías de energía para comprar energía generada por energía solar, a 13.9 centavos de dólar por kilovatio, por lo que Tesla está oficialmente en el negocio de la energía.

Se trata del primer proyecto de almacenamiento solar de Tesla, desde su adquisición de SolarCity por 2 mil 600 millones de dólares el año pasado, cuando al mismo tiempo refirió que trabajaría con compañías de energía que buscan superar barreras en la construcción de un sistema sostenible.

Cabe recordar que a principios de año, Tesla abrió una planta de almacenamiento de energía en Ontario, California, la cual fue diseñada para reducir la necesidad de “plantas pico”, es decir, generadores de electricidad costosos que solo funcionan cuando la demanda es particularmente alta.