Foto: Especial
Especialistas lograron captar las regiones brillantes de calor que acechan debajo de las nubes de los gigantes de gas en Júpiter

La imagen de Júpiter fue capturada en el Telescopio del Norte de Géminis en Hawai, y es una de las observaciones más nítidas del planeta desde la tierra. ¿Qué fue lo sorprendente? Que astrónomos lograron captar las regiones brillantes de calor que acechan debajo de las nubes de los gigantes de gas.

Para lograr la resolución, los científicos utilizaron una técnica llamada "imágenes afortunadas" que elimina el efecto borroso de mirar a través de la turbulenta atmósfera de la Tierra.

Foto: Especial

Este método implica adquirir múltiples exposiciones del objetivo y solo mantener aquellos segmentos de una imagen donde esa turbulencia es mínima.

El infrarrojo es una longitud de onda más larga que la luz visible más familiar detectada por los gustos del telescopio Hubble. Se utiliza para ver más allá de la bruma y las delgadas nubes en la parte superior de la atmósfera de Júpiter, para darles a los científicos la oportunidad de explorar más profundamente el funcionamiento interno del planeta.