Hola, tengo 23 años y siempre he sido muy insegura, con baja autoestima, siempre fui la gordita del grupo, sufro de depresión y transtorno de ansiedad desde los 12, nunca me sentí cómoda con mi físico pero aprendí a aceptarme; pensé que si alguien llegara a amarme lo haría por mi forma de ser. Y entonces pasó, conocí a un chico guapo, alto, atlético que me hizo sentir perfecta, me dijo que era hermosa, que le encantaba mi cuerpo, que le gustaba tal y como soy. Empezamos a salir, yo lo presenté a mis amigos, a ellos jamás les gustó este chico para mí pero yo seguí. Mi relación con él iba bien, íbamos a todos lados juntos, nos contábamos todo, éramos mejores amigos y un día se me declaró, me pidió ser su novia. No pensé que él quisiera algo formal así que estaba emocionada y acepté.

Los primeros meses de noviazgo fueron geniales hasta que decidimos irnos a vivir juntos, nos mudamos a casa de sus papás, su familia me aceptaba excepto su papá. Entonces comenzó el maltrato, primero me prohibió hablar con mis amigos y familia, después empezó a criticarme por mi físico empezaba a hacer comentarios como “deberías ir al gimnasio”, cuando mi autoestima estaba por el piso, cuando me aisló de todos y me tenía solo para él comenzaron los golpes. Empezó con cachetadas, jalones de pelo, empujones, después se elevó hasta intentar ahorcarme y cada vez que me pegaba me hacía sentir que era mi culpa y yo me lo creía; después se ponía a llorar porque estaba arrepentido y me pedía perdón. Hasta que un dia me cansé y me fui de su casa mientras él trabajaba ya que a veces me encerraba con llave, después que me fui me pidió perdón, me dijo que nos viéramos para hablar, acepté y él intentó subirme a su carro a la fuerza, yo me resistí y me dio un puñetazo en el pómulo, me lo inflamó y rozó mi ojo, quedó morado, logró subirme a su carro yo tenía tanto miedo que me arrojé del auto en movimiento. Ese día lo bloqué y eliminé de todos lados, pasaron semanas y me llegó un mensaje, era él me dijo que estaba muy arrepentido que yo no me merecía eso y que estaba yendo al psicólogo. Comenzamos a platicar y me pidió otra oportunidad y se la di. Él se esfuerza por cambiar pero aún me insulta y me volvió a pegar. Lo único que está logrando es alejarme de él.

Asustada

Estimada Asustada:

Me tranquiliza saber que quieras alejarte. Los problemas de él y su falta de amigos, son eso, problemas de él. Tú preocúpate por ti, sal de ahí y no caigas más. Apóyate en tu familia, vuelve a eliminarlo de todos lados y aunque te escriba desde otro número no le hagas caso. Ninguna mujer se merece esto. Mucha fuerza pero sal de ahí cuanto antes.

apartado500v@gmail.com