Foto: Especial
El paro de actividades y la falta de oportunidades económicas podrían empujar a los pobres y más desfavorecidos hacia las actividades ilícitas vinculadas con las drogas, ya sea su producción o tráfico

Viena. La pandemia del nuevo coronavirus aumentará el tráfico de estupefacientes, los riesgos del consumo de sustancias más nocivas y la disminución de los presupuestos de sanidad pública, advierte un reporte de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc, por sus siglas en inglés) publicado ayer.

En su informe, la Unodc compara el impacto socioeconómico de la pandemia en el mercado de drogas con el de la crisis financiera de 2008. El paro de actividades y la falta de oportunidades económicas podrían empujar a los pobres y más desfavorecidos hacia las actividades ilícitas vinculadas con las drogas, ya sea su producción o tráfico, sostiene el reporte.

La investigación calcula que unos 269 millones de personas en el mundo consumieron drogas en 2018, 30 por ciento más que en 2009, mientras más de 35 millones sufrieron desórdenes debido al consumo de estupefacientes. La Unodc teme que los gobiernos disminuyan los presupuestos dedicados a la prevención y atención de los consumidores, pero especialmente en la lucha mundial contra el narcotráfico.

Hasta ayer, a escala global había 489 mil 405 muertos por la pandemia, 9 millones 608 mil 814 contagiados y 4 millones 808 mil 236 pacientes recuperados, según la Universidad Johns Hopkins.

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que no es seguro que los científicos puedan desarrollar una vacuna efectiva contra el coronavirus, pero, de ocurrir, podría llevar un año.

Nunca hemos tenido una vacuna para un coronavirus. Así que ésta será, cuando sea descubierta, esperando que se haga, la primera, comentó en videoconferencia ante los delegados de la Comisión de Salud del Parlamento Europeo.

Tedros defendió que no hay motivos para criticar la gestión de China por el Covid-19, ya que fue el primer país que informó sobre el virus y que lo identificó en tiempo récord. Francia y Alemania –quien donará 500 millones de euros para el financiamiento de la agencia este año– respaldaron a la OMS en su manejo de la emergencia del nuevo coronavirus.

Desde Copenhague, Hans Kluge, director de la OMS para Europa, alertó que la semana pasada registró en el continente un aumento en los casos semanales por primera vez desde hace meses, y de no controlarse llevará al límite de nuevo a los sistemas sanitarios.

La torre Eiffel reabrió después de estar 104 días inaccesible debido al Covid-19, pero sin el servicio de los ascensores, por lo que los visitantes deben subir sus 674 escalones. Las autoridades francesas informaron la puesta en marcha de una campaña masiva de pruebas en la región metropolitana de París para tratar de identificar posibles focos durmientes.

Italia registró un aumento de contagios con brotes detectados en Bolonia y Caserta, adonde se envió al ejército para garantizar los confinamientos. Diez conocidos expertos, entre ellos Arnaldo Caruso, presidente de la Sociedad de Virología, sostienen que se acabó la emergencia en la península, debido a que la carga viral es más débil y por tanto menos contagiosa, lo que ha dividido a la comunidad científica.

España reportó tres nuevos fallecidos en 24 horas, pero vigila tres brotes de riesgo que generan preocupación, informaron las autoridades sanitarias.

Más de 500 personalidades internacionales, entre ellos el escritor francés Bernard-Henri Lévy, el actor estadunidense Richard Gere, así como el Nobel de la Paz 1983, Lech Walesa, advirtieron en una carta sobre la amenaza para la democracia que encarnan ciertos gobiernos durante la crisis sanitaria.

La Jornada

La Jornada es un periódico mexicano de circulación nacional, publicado diariamente en la Ciudad de México. Héctor Aguilar Camín, Miguel Ángel Granados Chapa, Carmen Lira Saade, Humberto Musacchio y Carlos Payán lo fundaron el 19 de septiembre de 1984.