Archivo
La madre de familia además denunció la falta de intervención por parte de las autoridades del colegio, a quien ella señala tiene preferencia hacia las familias de los agresores.

La madre del menor que fue víctima de bullying en el Instituto Fernando Montes de Oca, acudió a la Procuraduría de los Niños, Niñas y Familia —Pronnif—, para interponer una denuncia contra la violencia y maltrato de la que dice, su hijo fue blanco por parte de tres de sus compañeros en el plantel educativo.

Norma Verónica Martínez Delgado, además denunció la falta de intervención por parte de las autoridades del colegio, a quien ella señala tiene preferencia hacia las familias de los agresores.

Fuentes de la Pronnif señalaron que lo primero es hablar con la madre del menor afectado para saber exactamente lo que pasó, solicitar el expediente de la queja de la demandante ante la Secretaría de Educación y verificar los hechos.

Posteriormente, dijo, se procederá a brindar apoyo psicológico al menor agredido para ayudarlo a superar lo sucedido, así como a los agresores, para detectar la causa de su comportamiento violento y poder remediarlo.

El menor ya tenía 6 meses siendo agredido, dice pero el 4 de mayo recibió lesiones graves en la pierna, por lo que su familia decidió denunciar los hechos, aunque refirió que en la institución educativa no aceptaron que su hijo hubiera sido agredido en el plantel.

Además, la madre afirma que el menor ya no puedo asistir a la escuela porque los maestros también empezaron a hostigarlo, al igual que sus compañeros.

A través del documento en el que narra los hechos (en poder de VANGUARDIA) la madre de familia pidió la destitución de la directora del Instituto Fernando Montes de Oca por faltas de tolerancia, difamación, encubrimiento, negación de hechos, incitación a la violencia, uso inapropiado de información personal de uso privado del colegio en afectación del cliente, falta de ética profesional y lo que resulte por sus funciones como directora.

“Exijo una restitución, por daño moral a mi persona (Norma Verónica Martínez Delgado) y a mi hijo y una disculpa pública impresa y en medios de comunicación nacional y local por exhibirnos públicamente en virtud que expuso mi vida privada y detalles de nuestra vida familiar, de algo que no le constan”, dice en su carta la denunciante.

“Exijo la seguridad e integridad física y mental de mi hijo a partir de este día; demando el pago de los daños físico y moral, para la atención, médica y sicológica que de este accidente se derive en el futuro, y de los gastos que se den por la rehabilitación”, son algunas de las peticiones de Norma Verónica Martínez.