AP
Un gol de Rakitic fue suficiente para conseguir la victoria blaugrana

Un cabezazo de Iván Rakitic, a un centro perfecto de Arda Turan, se decidió el intenso enfrentamiento que enfrentó este domingo al Athletic Club con el FC Barcelona en San Mamés.

Con este 0-1 en La Catedral, el equipo de Luis Enrique Martínez suma pleno en las dos primeras jornadas de liga, aunque cede el liderato de momento a UD Las Palmas; mientras que los de Ernesto Valverde acumulan las dos primeras jornadas sin sumar y llegan al primer parón liguero en la parte baja de la tabla.

En un choque con mucha entrega del Athletic, que soñó con el empate hasta el pitido final, y más ocasiones, y más claras, del Barcelona, ha sido una jugada bien hilvanada de los blaugranas la que ha decidido el encuentro.

En ella, Luis Suárez abrió en profundidad a Arda, que vio el desmarque de Rakitic a la espalda de Mikel Balenziaga y le puso el balón en la cabeza para que el croata fusilara sin mayores dificultades a Gorka Iraizoz.

Fue el único gol del partido, aunque pudo haber habido bastantes más a nada que Leo Messi, Luis Suárez y Beñat Etxebarria hubiesen estado lo finos que acostumbran y que demandaban las buenas oportunidades de las que dispusieron.

En la parte final del enfrentamiento, los anfitriones pidieron un penal en una caída de Muniain ante Rakitic en una porfía entre los dos jugadores en la línea de fondo y dentro del área.

Ya con el tiempo casi cumplido, Bóveda sacó bajo palos un remate de Luis Suárez, solo, que le había cedido Messi.