EFE
El Atlético perdió en Turín y buscará hasta la última jornada su clasificación a la siguiente ronda de la Liga de Campeones de Europa

TURÍN.- Atlético de Madrid, con el mexicano Héctor Herrera como titular, cayó 0-1 en su visita a Juventus de Turín y postergó su clasificación a octavos de final, la cual se jugará en la última jornada ante Lokomotiv de Moscú.

El solitario gol del encuentro fue obra del argentino Paulo Dybala con un lanzamiento de tiro libre al 45+2.

Los dirigidos por Maurizio Sarri ya estaban clasificados antes de este partido y con estos tres puntos logrados llegaron a 13 y amarraron el liderato del sector, del cual los Colchoneros son segundos con siete unidades y aún dependen de sí mismos para clasificar en el choque del próximo 11 de diciembre en casa ante un eliminado Lokomotiv.

El conjunto juventino se adueñó del esférico apenas comenzó a rodar el balón, pese a ello la tenencia resultó estéril en los intentos de adelantarse en el marcador, pues la defensa “colchonera” estaba bien plantada y replegada para evitar aproximaciones al arco de Jan Oblak.

Los dirigidos por el argentino Diego “Cholo” Simeone, acostumbrados a defender en propio campo, se asentaron en el rectángulo con el paso de los minutos y tuvieron las opciones más claras mediante Saúl.

Este último estuvo errático a la hora de definir las opciones creadas por el lateral brasileño Renan Lodi, quien actuó prácticamente como un extremo en el esquema táctico de la visita.

Por lo observado en el desarrollo de los primeros 45 minutos, la igualdad sólo podría romperse mediante una genialidad, la cual llegó de los botines de la “Joya” Dybala, quien ejecutó de manera excelsa un tiro libre para batir a Oblak y poner el 1-0 en el tiempo de compensación.

Con un “Atleti” en búsqueda del empate y una Juventus a la espera para salir a la contra, el complemento gozó de diversas ocasiones para ambos, en su mayoría para los de la capital española, quienes exigieron a fondo al portero polaco Wojciech Szczesny, quien se erigió como la figura para la causa del club italiano.

Los embates madrileños en los últimos minutos obligaron a retroceder a su rival hasta su propia área, sin embargo el marcador no se movió más en Turín.