Incendio. El 22 de mayo el restaurante Charly Beach quedó reducido a cenizas. Foto: MAYRA FRANCO
Falta de carpeta de investigación frena a dueños del restaurante Charly Beach, a cobrar seguro

A dos meses del incendio que arrasó con el restaurante Charly Beach, Pablo Abugarde, quien forma parte del grupo de socios propietarios, hizo un llamado a la Fiscalía General de Coahuila, pues hasta el momento no se ha logrado ni integrar la carpeta de investigación.

El empresario restaurantero reveló que dentro del proceso que lleva un bufete de abogados, la FGC ha retrasado la investigación alegando que no hay personal suficiente ni peritos libres para atender el caso que ya tiene más de 60 días trabado.

La carpeta de investigación es lo único que nos falta para poder cobrar el seguro”.
Pablo Abugarade, socio propietario.

El análisis y cuantificación de daños y pérdidas arroja que se perdieron al menos 4 millones de pesos en mercancía y material, a lo que se suma la renta del terreno que se sigue pagando, así como un mes de nómina a empleados inactivos, y ahora la nómina de 14 personas que operan en la terraza de La Mulata.

“Le pagamos a los 23 trabajadores que teníamos casi un mes completo sin que trabajaran, pagamos más de 40 mil pesos de renta aunque no estamos operando, y aunque estamos trabajando en otro lugar no vendemos ni la tercera parte que vendíamos antes”, afirma.

Ante toda esta situación, Pablo Abugarde, hizo un llamado al Fiscal General del Estado y al Ministerio Público que lleva el caso, pues incluso ya se realizó un peritaje privado que no tardó más de 10 días y que buscan sea tomado en cuenta para deslindar y atribuir responsabilidades.

“Nosotros sabemos y entendemos que tienen muchos casos, pero la carpeta de investigación es lo único que nos falta para poder cobrar el seguro… Nosotros lo único que queremos es abrir lo antes posible y ponernos a trabajar”, dice.

Según abogados de este grupo de socios, la aseguradora ha manifestado su disposición de pagar los daños, sin embargo, el proceso está trabado ante la lentitud de la Fiscalía General de Coahuila, en donde a pesar de tener ya las pruebas periciales y el acordonamiento total del inmueble, no se ha avanzado.