Icono. Estos peces son símbolo de buena ventura, y representan que el esfuerzo y el trabajo sacan adelante al hombre. JOSUÉ RODRÍGUEZ
Antonio Corona dijo que de acuerdo con las fotos publicadas, se logró observar que era un pez mediano, cabe señalar que no es la primera ocasión que pescadores atrapan especies que no son nativas del río Bravo

PIEDRAS NEGRAS, COAH.- El pasado fin de semana, un grupo de pescadores se llevó una gran sorpresa, al sacar de las aguas del río Bravo lo que aparenta ser una carpa, pero de color naranja, algo muy raro para el tipo de especies que predominan en este ecosistema, por lo cual decidieron regresarlo a su hábitat.

De acuerdo con el biólogo egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Antonio Corona, la especie es un pez japonés Koi, el cual fue introducido, ya que este tipo de animales no se reproducen en estas aguas, más bien se utilizan para criarlos en los acuarios principalmente en países asiáticos.

FUE UN ERROR DEVOLVERLO AL AGUA

Asegura que haberlo regresado a las aguas fue una mala decisión, debido a que no es su hábitat natural y puede alterar el ecosistema del río Bravo, ya que al no tener depredadores naturales se reproducirá en grandes cantidades y causará diversos estragos.

Antonio Corona dijo que de acuerdo con las fotos publicadas, se logró observar que era un pez mediano, cabe señalar que no es la primera ocasión que pescadores atrapan especies que no son nativas del río Bravo.

Se estima que a la fecha ya se cuenta con cerca de unas 400 distintas clases que rondan esta área que no son su hábitat.